35ª jornada de Liga

Puntería con retardo

Recuperó la puntería de una vez por todas el Barcelona, desfigurado en las últimas fechas, hasta el punto de que sumaba cuatro duelos en blanco, con la eliminación de la Champions entre medias a pies del Manchester United. Ante el Valencia, rival menor en la Liga, pero superior en la Copa -campeón-, el Barça atinó de lo lindo. Lo hizo, en cualquier caso, 411 minutos después. Su última diana databa del 12 de abril ante el Recreativo.

Messi caracoleó en el balcón del área y, cuando pisó la línea, notó una pierna sobre su espinillera. Lo justo para que se tirara. Messi engañó a Hildebrand y la afición, que recibió al equipo y a la directiva con una pañolada y que profirió cánticos contra el presidente -"¡Barça, sí; Laporta, no"!, entonaron-, apenas celebró el gol. No pasaron por alto el ejercicio del Barça, rácano en juego y desierto en títulos.

Messi no marcaba desde hacía 365 minutos. Pero el Barça, ante un rival de cartón y una defensa de pacotilla, se ensañó. Xavi, con un disparo mordido y ajustado al palo, fusiló al meta. Hacía 1.030 minutos que no veía puerta. Su estadística, sin embargo, no era preocupante: es medio y cuenta con 7 goles -6 en Liga; 1 en Europa. Después de Xavi apareció Henry dos veces y marcó 545 minutos después. Completó la fiesta con otros dos goles Bojan -suma 10 para alcanzar a Messi y perseguir a Eto'o (14)-, que resolvió tras 485 minutos. Quedan Eto'o (350), Giovani (1.058) y Ronnie (241). Los de anoche en el Camp Nou, sin embargo, fueron goles tardíos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 04 de mayo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50