Moratinos minimiza la soledad de Zapatero

El Gobierno trató ayer de contrarrestar la imagen de aislamiento que traslada la fotografía, publicada el viernes en primera página por los diarios de mayor difusión, en la que se ve a José Luis Rodríguez Zapatero sentado solo durante la cumbre de la OTAN mientras el presidente de EE UU, George W. Bush, charlaba con varios mandatarios a pocos metros de él.

El ministro de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, abandonó brevemente la reunión del Consejo OTAN-Rusia, en la que Vladímir Putin se despidió como presidente ruso de los gobernantes aliados, para asegurar que la polémica foto no tenía "mayor importancia", que España había "alcanzado sus objetivos" en la cumbre y que Zapatero mantuvo durante su estancia de 24 horas en Bucarest "encuentros suficientes" con otros líderes. Además del francés Nicolas Sarkozy y de la alemana Angela Merkel, con quienes charló informalmente, su agenda incluyó entrevistas con el primer ministro australiano, Kevin Rudd; el presidente polaco, Lech Kaczynski, y la primera ministra de Nueva Zelanda, Helen Clark. Moratinos citó también al presidente afgano Hamid Karzai, pero a éste se limitó a saludarle.

En Madrid, el ministro de Defensa en funciones, José Antonio Alonso, trató de minimizar el fiasco, subrayando que la foto sólo recogía un instante, aunque en realidad la escena se prolongó más de 10 minutos, según pudo comprobarse en el vídeo. Por su parte, la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega subrayó que Zapatero "no esperaba" conversar con Bush y que el encuentro entre ambos "no estaba previsto". Pero fue el propio Zapatero quien mantuvo viva hasta el jueves por la tarde la expectativa de una charla con Bush.

El PP no tardó en intentar rentabilizar el tropiezo. Gustavo de Arístegui, hasta ahora portavoz popular en la Comisión de Exteriores del Congreso, dijo que lo sucedido demuestra que Zapatero es irrelevante en el tablero internacional, mientras que Mariano Rajoy se contentó con subrayar que España debe tener una "relación especial" con Estados Unidos.

Lo cierto es que el papel de España en la cumbre de la OTAN ha sido, si no irrelevante, al menos poco visible.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0004, 04 de abril de 2008.

Lo más visto en...

Top 50