ELECCIONES 2008 | Campaña electoral

Touriño: "Galleguismo no es hacer tira y aflojas al Gobierno"

El mitin del PSdeG en Santiago no cubre las expectativas de público

Parecía que estaban esperando a que llegase más gente, pero no llegó. E incluso costó reclutar entre los afiliados figurantes televisivos, de ésos que la moda mitinera actual obliga a sentarse tras del orador agitando banderas. Al final, se apañó el asunto con algún votante voluntarioso y algún miembro del PSdeG de Ames que asistió al acto de ayer en el Palacio de Congresos de Santiago a pesar de que el suyo propio había tenido lugar el sábado por la tarde.

"Es que no es día, un domingo, ni hora, las 12, para convocar un mitin", se quejaba uno de los fijos en los actos socialistas de la comarca, "y más teniendo en cuenta que en Teo se está celebrando otro en estos momentos". El mitin compostelano, con los alicientes de Touriño y César Antonio Molina (además de Bugallo, el alcalde, y Ceferino Díaz, candidato al Congreso con Molina), no consiguió juntar más que a 300 fieles, y muchos repitieron luego en la comida, también con 300 asistentes, que tuvo lugar en Caldas.

Aunque si de fidelidad se trata, en estas elecciones los que nunca faltan a los actos del presidente de la Xunta son los trabajadores de Serrabal, que esta vez cantaban desde la azotea del vecino edificio de la CIG. En medio de la fiesta, por megafonía animaban a compartir el tejado con ellos a las mujeres que protestaban, a ras de suelo, por la eliminación de plazas de farmacéutico-inspector de la salud pública.

Y dentro, para un público integrado en buena parte por destacados miembros del partido, Touriño se mostró seguro de que el 9-M el PP va a llevar una "malleira", prometió que si gana el PSOE Galicia "tendrá pleno empleo" y auguró que si vence Rajoy hará "lo que le soplen a la oreja los obispos Rouco y Jiménez Losantos". Además, lanzó un mensaje al BNG: "El galleguismo no es hacer solitarios, ni tira y aflojas falsos" a la Moncloa.

Molina, por su parte, aseguró que "la próxima legislatura de Zapatero va a ser la legislatura de Galicia". A fuerza de mítines, el ministro de Cultura practica su precario, aunque muy normativo, gallego. Ayer, pronunciando despacito su discurso, sólo tropezó cuando se encontró con una cifra, 500, y no supo leerla.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 02 de marzo de 2008.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50