Entrevista:ÀLEX RIGOLA | Director de Teatre Lliure | Fin de semana

"El teatro te tiene que cambiar la respiración"

El Arriaga acogió ayer el estreno en Euskadi de la adaptación teatral de 2666 concebida y dirigida por Àlex Rigola (Barcelona, 1969) para Teatre Lluire, un montaje de cinco horas que traslada al escenario toda la complejidad de la mejor novela de Roberto Bolaño, publicada tras su muerte en 2003.

Pregunta. ¿Es posible mantener la atención del espectador durante cinco horas?

Respuesta. No las tenía todas conmigo, pero la prueba es que no se ha ido nadie. Hay cuatro descansos de 10 y 20 minutos, la parte más larga dura una hora, la gente puede entrar y salir, ir a tomar algo, fumar, comer. Como espectador tienes posibilidades de desertar si te estás aburriendo, que más no puedo dar.

P. ¿Dosificar es el secreto?

R. El teatro, cuando se hace aburrido, es muy malo, y cuando es bueno te gusta mucho. Si el material no fuera bueno de origen, tampoco funcionaría. Bolaño es bueno para el teatro porque chupó mucha calle y porque antes de ser novelista era poeta. Y para mantener la tensión del espectador hemos usado cinco sistemas de narración y cinco espacios escénicos muy distintos.

P. ¿El público demanda que le hagan pensar?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

R. Hay dos cosas que me gusta que el público haga cuando va al teatro: le tiene que cambiar la respiración entre que entra y sale de la sala y tiene que debatir sobre lo que ha visto. El teatro no tiene que dar soluciones a las cosas, sino reflejar los problemas. Esa voluntad de llevar a los chavales del colegio a ver obras para ver cómo se hacía el teatro antes, teatro arqueológico, sólo lleva a que esos chicos no vuelvan nunca al teatro.

P. ¿El teatro es riesgo?

R. Es riesgo porque nadie tiene la fórmula del éxito. El oficio teatral se parece cada vez más al del publicista. No hay que tratar nunca al espectador como tonto, sino creer siempre que es igual o más inteligente que tú.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS