Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía reclama a Garzón que suspenda las actividades de las dos formaciones

La Fiscalía de la Audiencia Nacional reclamó ayer al juez Baltasar Garzón que suspenda las actividades del Partido Comunista de las Tierras Vascas (PCTV-EHAK) y de Acción Nacionalista Vasca (ANV) por estar "instrumentalizados por Batasuna" y estar "incardinados en el complejo terrorista ideado y liderado por ETA con la finalidad de cubrir el frente institucional del MLNV [Movimiento de Liberación Nacional Vasco]".

La Fiscalía pide que, de acuerdo con lo previsto en el artículo 129 del Código Penal, se suspenda toda clase de actividades de ambas formaciones como partidos políticos por un periodo de cinco años. La medida solicitada afecta a la presentación de candidaturas y la concurrencia a procesos electorales; la clausura temporal de los locales y establecimientos cuya titularidad ostenten; el embargo y bloqueo de las cuentas, depósitos y otros activos financieros que figuren a su nombre, y el embargo de los ingresos por subvenciones o por otros conceptos que tengan asignados de las Administraciones públicas.

El juez Garzón ya había fijado para el próximo lunes, día 4, a las diez de la mañana, la vista sobre la posible suspensión de actividades de PCTV, y para el martes, día 5, a la misma hora, idéntico señalamiento, pero respecto de ANV. La convocatoria no ha variado por el momento, pero una huelga de funcionarios de la Administración de justicia pone en riesgo la celebración de las vistas. Estos funcionarios, dependientes del Ministerio de Justicia, exigen su equiparación en condiciones de trabajo y salario al que tienen otras Administraciones de justicia ya transferidas a 10 comunidades autónomas, incluida Madrid.

La huelga es indefinida a partir del día 4 y aunque el Ministerio ha doblado los servicios mínimos, tanto para el juzgado de Garzón, como para la Sala del 61 del Tribunal Supremo, los funcionarios sostienen que las vistas convocadas por Garzón no tienen el carácter de servicios esenciales y, por tanto, no forman parte del servicio de guardia, ni deben ser atendidas por los servicios mínimos, ya que fueron convocadas con 10 días de antelación. "No se trata de juicios penales de causas con presos, ni de otras actuaciones urgentes", alegan los funcionarios, que ayer celebraron un acto sindical informativo en la sala de vistas de la segunda planta de la Audiencia Nacional.

La celebración de las vistas, por tanto, está en el aire, aunque con que un par de funcionarios no secundasen la huelga, las vistas se celebrarían sin problemas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de febrero de 2008