Britney Spears deja el hospital

Britney Spears ha abandonado el hospital Cedars-Sinai de Los Ángeles, en el que ingresó el pasado jueves tras atrincherarse en el cuarto de baño de su casa para no entregar a sus hijos

a su ex esposo, Kevin Federline. Britney salió del centro por un túnel subterráneo para no ser fotografiada. Con ella iba el doctor Phil McGraw, que la ha tratado estos días.

Nadie del personal médico ha querido dar detalles sobre el estado de la cantante. El doctor McGraw, según la revista People, ha declarado que la cantante "va a necesitar, más que nunca, ayuda médica y psicológica". Según algunas versiones manejadas por la prensa estadounidense la cantante habría consumido una droga para caballos.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 06 de enero de 2008.