Cárcel para seis hombres por acudir a una boda gay en Marruecos

La "perversión sexual" les ha costado a seis varones marroquíes penas de entre 4 y 10 meses de cárcel y multas de hasta 95 euros. La razón: acudir el 18 de noviembre a una supuesta boda homosexual en Alcazarquivir, según sentenció el lunes un expeditivo tribunal local.

Aquella noche de noviembre se reunieron medio centenar de personas, entre ellas, hombres disfrazados de mujer, uno de los cuales contrajo, al parecer, un matrimonio simbólico, sin valor legal, con otro asistente. El fiestorro apareció después en YouTube, aunque no se puede identificar a los asistentes.

La falta de pruebas y la invalidez de las confesiones incitaron a los abogados de la defensa a pedir la absolución de los inculpados alegando que el enorme eco mediático del supuesto escándalo no permitía al tribunal de primera instancia pronunciarse con la requerida serenidad.

De hecho, ningún letrado de Alcazarquivir, con 80.000 habitantes, se atrevió a defender a los inculpados. Lo hicieron tres abogados desplazados desde Rabat.

El vídeo desató la ira de los musulmanes integristas, que mostraron su indignación por las calles y atacaron las propiedades de varios inculpados.

Las autoridades marroquíes han querido acallar la alarma social fomentada por los islamistas, pero han rehuido también condenar a los inculpados por homosexualidad -delito castigado con entre seis meses y tres años de cárcel- para evitar perseguir una orientación sexual hoy en día legalizada en Europa. Por ello han sido sólo considerados culpables de "perversión sexual".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 11 de diciembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50