Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Azkarraga retrasa el Plan de Educación para la Paz para ampliar el consenso

El consejero de Justicia, Joseba Azkarraga, se mostró ayer dispuesto a aplazar unas semanas la aprobación por el Consejo de Gobierno del Plan de Educación para la Paz, en respuesta a la petición socialista, con la intención de buscar un mayor consenso en torno a él.

El PSE advirtió el lunes de que el documento no reúne todavía condiciones para recibir su visto bueno en la ponencia parlamentaria de Víctimas del Terrorismo y reclamó al director de Derechos Humanos, Jon Landa, que concrete los principios generales en acciones e introduzca nuevas modificaciones.

Azkarraga reconoció ayer que el Ejecutivo tenía intención de aprobar el plan la semana próxima y recalcó que el PSE ha tenido suficiente tiempo para presentar sus aportaciones, pese a lo cual anunció que su departamento accederá a la solicitud de los socialistas.

"Si hay que retrasarlo algo más, lo haremos", sostuvo, porque la voluntad "clarísima" del Gobierno pasa por "consensuar este documento por la importancia que tiene". Azkarraga apuntó que esa confluencia de posturas será posible también en el trámite parlamentario.

El portavoz socialista en la ponencia de Víctimas, Rodolfo Ares, citó el lunes la declaración de Azkarraga con motivo de Día Internacional de los Derechos Humanos como ejemplo de "equiparación" entre el terrorismo etarra y la tarea del Estado de Derecho y de actuación contraria al Plan de Educación para la Paz.

Azkarraga le rebatió ayer y acusó a los socialistas de "tergiversar" una declaración que, dijo, "defiende los derechos humanos en su conjunto", "Si tuviéramos que hacer otro documento, lo haríamos igual", concluyó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de diciembre de 2007