Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otaola retira las enseñas hasta que se reponga la española

EL PAÍS

La alcaldesa de Lizartza (Guipúzcoa), Regina Otaola, del PP, se asomó ayer al balcón del Ayuntamiento para retirar los restos de la bandera española, quemada el pasado 6 de diciembre, Día de la Constitución, por simpatizantes abertzales que se han opuesto desde el primer día a la presencia de Otaola en el pueblo. La alcaldesa intentó sustituir la bandera, pero no fue posible porque parte de la tela quemada estaba pegada al extremo del mástil. Finalmente, decidió retirar todas las banderas -la española, la ikurriña y la de Lizartza- hasta que puedan ser reemplazadas en los nuevos mástiles.

Además, el pleno extraordinario aprobó el cambio de nombre de la plaza del pueblo, Txirrita Gudarien -dedicada al etarra José Bernardo Bidaola, Txirrita, fallecido en 1976 en un tiroteo con la Guardia Civil-, que pasará a llamarse Plaza de la Libertad.

Lizartza es un feudo de Batasuna donde el PP gobierna desde el pasado mayo porque es el único partido legal que se presentó a las elecciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de diciembre de 2007