Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña pierde 18 millones por el veto presupuestario de CiU

El PSOE atribuye a la pugna entre CiU y ERC el bloqueo de las cuentas en el Senado

El veto del Senado a los Presupuestos del Estado impulsado por el PP, CiU, ERC y Coalición Canaria pone en serio riesgo inversiones por valor de 18 millones de euros en Cataluña previstas en 40 enmiendas que debían aprobarse en la Cámara Alta. Estas enmiendas han quedado sin efecto por el veto. Según el PSOE, este contratiempo es una consecuencia directa del giro soberanista de CiU para disputarle votos a ERC y de los propios problemas internos de esa formación.

Entre las inversiones congeladas hay una de cinco millones de euros para la rehabilitación de diversos barrios de Barcelona y sendas partidas de dos millones para la rehabilitación del mercado de Molins de Rei y la construcción del nuevo teatro municipal de Vic. El Ayuntamiento de Vilafranca también se quedará sin un 1,5 millones para su escuela de música.

Se han bloqueado 5 millones para la mejora de barrios de Barcelona

Castells reprocha a ERC que haya secundado el veto de Convergència

Capítulo aparte merece la partida de tres millones que el PSOE y L'Entesa (PSC, ERC e ICV) acordaron en el Senado para dotar con tres millones las zonas del barrio de Sants más afectadas por las obras del AVE. Tampoco saldrán adelante, pero en este caso los socialistas no pueden culpar a CiU y el PP. Y es que esta enmienda llegó a la votación sin que el PSOE contara con apoyos suficientes.

Los socialistas, en cualquier caso, analizan la situación creada en clave de la gran competencia electoral que existe entre CiU y Esquerra. Hasta media hora antes el debate del proyecto en la comisión hubo varios temas de negociación entre los dos partidos encima de la mesa.

CiU quería cuatro cosas: una rebaja de impuestos a las autocaravanas; beneficios fiscales para los autónomos en venta ambulante y a domicilio; estudiar cambios en la ley de auditorías; dos enmiendas para el Adif sobre inversión en Cercanías y varias enmiendas de pequeñas inversiones concretas que en total sumaban unos 25 millones de euros. Se llegó a un acuerdo respecto a autónomos, autocaravanas e inversiones. "Fue imposible, su disposición negociadora era nula. Cuando parecía que estaba todo cerrado, salían con algo nuevo", indica una fuente parlamentaria socialista.

Finalmente, la comisión aprobó el veto de CiU. A partir de ese momento, lo que era un arma de la formación catalana para negociar se convirtió en una trampa. El PSOE proclamó que no tenía ninguna intención de seguir negociando, indignado por el nivel de la presión de CiU. Lo dijo el portavoz del PSOE, Segundo Bru, durante el debate el pasado lunes. "Tendrán que explicarlo en Cataluña".

El consejero de Economía, Antoni Castells, apeló a la "sensatez" y a la "responsabilidad" de todas las fuerzas, puesto que si el presupuesto no sale adelante, los 4.365 millones de euros consignados para Cataluña no se podrán invertir, lo que constituiría un resultado "enormemente malo para el país".

Castells evitó criticar en público a sus socios de ERC, aunque éstos apoyaron el veto propuesto por CiU. Sin embargo, en la reunión del Gobierno sí hubo críticas del consejero hacia sus socios republicanos. Éstos se defendieron por boca de la consejejera de Acción Social, Carme Capdevila, quien recordó que el PSOE eliminó una partida del 40 millones para la acogida de inmigrantes propuesta por ERC.

"La responsabilidad de presentar el veto es de CiU, no de los que luego votaron, pero mi llamamiento a la sensatez es para todos", apostilló. Remató afirmando que CiU "ha hecho un muy mal servicio al país aliándose con el PP".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de diciembre de 2007