Videojuegos

Los juegos en red expulsan a miles de "esclavos chinos"

Acumulaban puntos para el mercado negro

Las empresas creadoras de los juegos en red se han puesto serias para detener el fenómeno de los chino farmers, los "jugadores esclavos" que, desde países del Lejano Oriente, sobre todo, se dedican a conseguir bienes virtuales para revenderlos por dinero. La pasada semana, los propietarios de Final Fantasy XI cerraron 4.400 cuentas de jugadores, y Blizzard, la empresa responsable del archipopular World of Warcraft (WoW), ha expulsado de su universo de fantasía a 114.000 personajes.

Más información

Con casi diez millones de jugadores, WoW es sin duda el juego más popular de estas características y el que sufre mayores problemas. En él, cada jugador es un personaje en un mundo de fantasía poblado de bestias, dragones... Por cada éxito que se consigue, se suma oro, o se adquieren objetos y prestigio. Sin embargo, algunos jugadores no parecen tener el tiempo necesario para progresar con esfuerzo y prefieren pagar euros reales por el oro y los tesoros virtuales.

¿Y quién lo vende? En algunos casos, otros jugadores. En otros, los propietarios de redes de ordenadores que funcionan las 24 horas al día con trabajadores casi esclavos, que emplean en algunos casos programas para piratear el juego o bien actuando de forma conjunta para lograr victorias.

Lo que hace años parecía una leyenda urbana se ha confirmado. En los últimos días se ha difundido por YouTube un vídeo en el que un montón de jugadores colocan gnomos muertos formando la palabra wowmine.com, la dirección de una página de venta de oro. En otra página en castellano, www.gamegoods.es, el precio de 15.000 monedas de oro de WoW se encuentra entre 300 y 700 euros. Ebay prohibió hace meses subastas sobre este tipo de materiales.

Blizzard insistía ayer en que controla detenidamente su mundo virtual para evitar este tipo de acciones. "Vigilar esas conductas es una de las facetas del servicio diario de World of Warcraft. Estas acciones, incluida la venta de oro, objetos y personajes por dinero real puede suponer el cierre de las cuentas involucradas". Blizzard afirma que investiga las conductas sospechosas, sin que las acusaciones que resulten falsas "supongan ninguna acción sancionadora o correctiva".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 20 de noviembre de 2007.