Iberdrola Renovables sale a Bolsa con un valor máximo de 29.568 millones

La compañía espera captar con la oferta 300.000 pequeños accionistas

Iberdrola ha puesto precio a su filial Iberdrola Renovables. La compañía, nacida de la suma de activos de Iberenova, Scottish Power y PPM (la filial de Scottish en EE UU) vale un mínimo de 22.388 millones de euros y un máximo de 29.568 millones, lo que la coloca, según la eléctrica, entre las 10 empresas con mayor capitalización bursátil del índice Ibex 35. Así lo comunicó ayer Iberdrola a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Es el paso previo para colocar en Bolsa el 20% del capital de la filial (844.812.980 títulos) que cuenta, como gran activo, con 7.342 Megavatios de potencia renovable instalada, 7.000 de ellos eólicos, más una cartera de proyectos de otros 41.000 Megavatios.

La colocación, a través de una oferta pública de suscripción (OPS) se realizará antes de fin de año, a un precio por acción de 5,3 euros a 7 euros por acción y con el fin de captar alrededor de 300.000 accionistas.

El precio de las acciones, indicativo y no vinculante, se sitúa en la banda adelantada por los analistas de Credit Suisse, BBVA Research, Caja Madrid, Norbolsa, Merrill Lynch y Santander. La oferta se dividirá en tres tramos: un 20% (153.602.360 acciones) se destinará al tramo minorista nacional; un 15% (115.201.770 acciones) al tramo de inversores institucionales españoles y un 65% (499.207.670 títulos) a inversores institucionales extranjeros. 76,8 millones de títulos se reservan para las entidades coordinadoras de la oferta (green shoe), que han sido el BBVA, Credit Suisse, JP Morgan, Merrill Lynch y Morgan Stanley.

Los accionistas de la matriz Iberdrola a 20 de noviembre de 2007 (incluidos los empleados) tendrán preferencia para adquirir títulos de la nueva sociedad cotizada. Para ellos se reserva un 20% del tramo minorista. En la adjudicación se tendrá en cuenta el número de acciones de Iberdrola que ya posean. Previsiblemente, la nueva compañía tendrá una cantidad significativa de pequeños accionistas extranjeros puesto que la fusión de Iberdrola con Scottish Power se sufragó mediante un pago en metálico y otro en acciones de la eléctrica.

Con la que está cayendo en Bolsa, afectada desde hace meses por la crisis de los préstamos subprime, la oferta puede ser un buen termómetro del ánimo inversor.

Eso sí, Iberdrola Renovables tiene mucho a favor. El viento sopla a favor de las energías renovables, en un contexto marcado por el temor al cambio climático, la cada vez mayor sensibilidad política ante el riesgo. Si se suma la escalada que registra el precio de las materias primas (petróleo, gas y carbón), no extraña la confianza que los responsables de Iberdrola tienen en el éxito de la operación. Más aún si se tienen en cuenta los precios que se han pagado en recientes operaciones con renovables en el sector (EDP en EE UU o E.ON en Francia) y en las que el Megavatio renovable se ha pagado en torno a los tres millones de euros.

Con el telón de fondo de la próxima operación, Iberdrola sumó ayer otra buena noticia. Los accionistas de la compañía estadounidense Energy East (adquirida en junio por 6.400 millones de euros) aprobaron ayer la operación con el 93% de los votos.En virtud del acuerdo de fusión entre Iberdrola y el grupo estadounidense, los accionistas de Energy East que lo deseen recibirán 28,5 dólares (19,5 euros) por título en efectivo. La operación, quedará cerrada en el primer semestre de 2008.

Fuentes de la compañía valoraron ayer el apoyo recibido en EE UU como una prueba de que las operaciones amistosas en el sector energético son posibles. Ejemplos: Energy East y Scottish Power.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 20 de noviembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50