La conferencia del PP muestra los dos tipos de discursos en la cúpula

La oposición pone "rumbo a La Moncloa" con un apoyo "sin fisuras" a Rajoy

Si hay algo que sienta mal en la dirección del PP es la división entre duros y moderados que la prensa atribuye a sus dirigentes. Sin embargo, esas diferencias entre los discursos de unos y otros quedan muy claras cuando, en circunstancias excepcionales, hablan todos en el mismo foro. Y eso es lo que sucedió ayer en la inauguración en Madrid de la convención política del PP.

Intervinieron hasta seis miembros de maitines, esto es, la cúpula. Y mientras Jaime Mayor Oreja, Ángel Acebes se enrocaron en las acusaciones sobre la negociación con ETA y Eduardo Zaplana sobre el 11-M, Juan Costa, Pío García Escudero y Javier Arenas pasaron de puntillas sobre esos asuntos.

Más información

Mayor fue, con diferencia, el más duro, en un apocalíptico discurso en el que repitió varias veces la idea de la "tragedia" a la que se enfrenta la nación española, que "está en peligro" por el pacto entre el PSOE, ETA y los nacionalismos radicales, a los que asimiló al venezolano Hugo Chávez.

Según su visión, seguida con pocos aplausos -salvo cuando citó la agresión a la Cope en Vigo y cuando exigió a su partido que apoye la manifestación de la AVT del día 24, a la que con toda probabilidad no irá Mariano Rajoy- la situación no ha variado nada "desde Lizarra, Perpiñán y el pacto del Tinell". El PSOE, sostiene, sólo se puede mantener en el poder debilitando a la sociedad. Para ello necesita sustituir a la derecha por el nacionalismo a la hora de pactar el modelo de Estado. Y "legalizar a ETA para convertirla en coprotagonista de la legislatura".

Mayor comparó la negociación con un partido de fútbol. El primer tiempo concluyó y estamos en el descanso. Pero si Zapatero gana las elecciones, habrá un segundo tiempo. Mientras, el presidente ha logrado "acostumbrar a los españoles de que se puede negociar con los terroristas". En esta visión, los nacionalistas -con los que muy probablemente el PP tendría que pactar para gobernar si gana- son "los suplentes de lujo de ETA" que aparecerá de nuevo en el segundo tiempo, tras las elecciones. Mientras, Zapatero "se comporta como si no hubiera habido primer tiempo, como si la nación no estuviese en peligro".

Ya por la tarde, el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, utilizó palabras muy diferentes: "No debemos caer en la tentación de admitir que la nación española está en crisis".

Zaplana reivindicó el tipo de oposición realizada. El PP, explicó, se ha visto obligado a defender al Gobierno de José María Aznar porque el PSOE "ha pretendido obtener réditos de tragedias". "Lo hicieron con el Yak-42, el Prestige, la guerra de Irak o las mentiras del PSOE sobre nuestra actuación en el 11-M. Hemos tenido que defender la dignidad de nuestro partido", se justificó. Fue el único que citó el 11-M y pidió un apoyo "sin fisuras" para Rajoy. Acebes, que coincidió en que Zapatero volverá a negociar con ETA, aseguró que su partido ha puesto ya "rumbo a La Moncloa".

Homologar los sueldos de todas las policías

El Partido Popular propondrá incrementar los salarios de los miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado de forma que el sistema retributivo del conjunto de las policías que operan en España sea homogéneo.

Así lo anunció el secretario ejecutivo de Libertades Públicas y Justicia del Partido Popular, Ignacio Astarloa, al explicar algunas de las propuestas de la conferencia política, que se incluirán en el programa electoral que el PP presentará en enero. Entre ellas también estará una reforma del Código Penal para proteger a las víctimas y aumentar la capacidad de reacción del Estado de derecho ante las nuevas modalidades de delitos.

"No hace falta un nobel para decir 'no a ETA"

La iniciativa del PSOE de contar con un equipo de expertos internacionales entre los que están tres premios Nobel ha sentado muy mal en el PP. Desde que se anunció todos sus dirigentes hacen chanzas con la idea.

El propio Mariano Rajoy dijo que el PSOE no los necesita "porque tiene a Pepiño Blanco". Ayer tanto Pío García Escudero como Eduardo Zaplana ironizaron con la idea de los asesores extranjeros del PSOE. Y el portavoz en el Congreso lo utilizó para referirse a ETA: "No me voy a meter con los premios Nobel, pero para decir que no se va a negociar con ETA, que se cree el proyecto de España, no hace falta mucho nobel extranjero, por muy cualificado que esté".

"Progres de molde, que voten al PSOE"

La asignatura de Educación para la ciudadanía, los valores de la izquierda y la memoria histórica recorrieron gran parte de los discursos. Pero los más explícitos fueron Ángel Acebes y Jaime Mayor. El secretario general dijo que la política de Zapatero "se basa en la marginación de media España" y que con educación para la ciudadanía "quieren crear progres de molde, todos iguales, para que voten todos al PSOE". Mayor dijo que Zapatero reivindica "las dos Españas" y es el "ejecutor material de un proyecto que busca un modelo de sociedad sin valores, progre, en la que todos están contra el PP y nadie reivindica el valor del esfuerzo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 16 de noviembre de 2007.

Lo más visto en...

Top 50