Las mujeres que cuentan

Un libro relata la lucha de las periodistas en el siglo XX

A principios del siglo XIX una mujer pela patatas y vigila el aceite mientras dicta a un joven una interviú que acaba de celebrar con un político francés. Es Carmen de Burgos, la primera periodista española que ejerció el cargo de redactora en un periódico.

En aquellos tiempos que algunas mujeres trabajaran era impensable; después llegó la II República pero las periodistas tampoco abundaban en un territorio masculinizado y machista. Meritorios ejemplos sacaron cabeza, sin embargo. La dictadura se encargó de aplastar otros intentos. Y luego, la transición y la democracia y los tiempos actuales. Hay ahora muchas y buenas periodistas, pero aún dictan sus crónicas entre patatas y aceite.

Una de ellas, Inés García-Albi, ha recorrido en un libro la relación entre las mujeres y la prensa desde que Carmen de Burgos entró en 1901 en el Diario Universal con una carta de recomendación de un cura en el bolsillo. Nosotras que contamos (Plaza Janés) suma a la precisa documentación sobre las periodistas de aquellos tiempos el relato de muchas colegas actuales, unas en activo y otras retiradas. Sus testimonios dibujan un camino de discriminaciones y acoso en casposas redacciones en blanco y negro, pero también de humor y pasión por el oficio. ¿Cuánto han cambiado las cosas? Los obstáculos para las periodistas acaso sólo se han transformado, a decir de muchas de ellas. ¿Esa chica tan rubia para cubrir el conflicto africano? ¿Vamos a mandar a una mujer a ese país árabe? ¿Y qué has hecho con los niños todo este tiempo fuera? Frases que los hombres no escuchan. Ellas siguen luchando. La profesión va por dentro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 10 de noviembre de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50