Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP agita la asamblea de municipios con el debate de la bandera

El Partido Popular llevó el debate municipal al asunto de la bandera. En el marco de la novena Asamblea de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), que se celebra estos días en Madrid, presentó una enmienda para que se inste a todos los consistorios a colocar la bandera de España en el balcón principal del Ayuntamiento, así como en un lugar preferente en el interior del mismo.

El PSOE se opuso a la iniciativa de los populares y, por boca de Álvaro Cuesta, su secretario de Política Municipal, advirtió que la bandera deber ser "elemento de convivencia y de convicción, no de represión" tal y como dice la Constitución.

La alcaldesa de Lizartza, Regina Otaola, del PP, consideró "asombroso" que "el partido que gobierna España" vote en contra de la propuesta.

La bandera protagonizó la segunda jornada de la asamblea, en la que se debe elegir una nueva ejecutiva de la Federación. El PSOE y el PP no han alcanzado un acuerdo para una candidatura de consenso y cada uno ha presentado a su propio candidato: Otaola, el PP, y Pedro Castro, alcalde de Getafe, el PSOE.

Rosa Aguilar consideró que el PP hace un "flaco favor" al municipalismo al poner sobre la mesa asuntos de "discordia" en la política nacional, que son fruto de una lógica electoralista.

En su opinión, la propuesta sobre la ley de banderas "debilita" el foro que se celebra hasta mañana en Madrid y hace perder la atención sobre los asuntos "esenciales" de la política municipal y en los que, además, hay acuerdo. Nombró así la necesidad de definir las competencias municipales y una adecuada financiación local para la prestación de servicios a los ciudadanos.

Izquierda Unida sacó adelante una resolución para fijar el sueldo de los alcaldes. La disparidad de las retribuciones que se acuerdan en los plenos, explicó su responsable de Política Municipal, Montserrat Muñoz, tiene escasa explicación objetiva, lo que tiende a "desprestigiar" a los que se dedican a la política local.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de noviembre de 2007