Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Desde Valencia, sin escalas

El aeropuerto de Manises alcanza las 65 conexiones directas en invierno

¿A Coventry? ¿Quién, que no fuera de allí, querría volar a Coventry, Inglaterra? Pues hay valencianos que ya lo están haciendo. El aeropuerto de Manises ha multiplicado por tres sus cifras en cinco años y ha hecho pedazos su récord de destinos directos en una década. No ha dejado de ser por ello una terminal de segundo orden, pero ahora se puede volar regularmente a 50 ciudades. Si se toma toda la temporada de invierno, hasta marzo, el mapa se extiende a 65.

El fenómeno de las salidas de Manises, señala su director, Iván Tejada, empezó al revés. El crecimiento de Valencia como destino turístico atrajo a compañías de bajo coste que traían y devolvían directamente desde casa a decenas de miles de guiris europeos. Lo cual explica que los destinos internacionales doblen a los españoles.

En 2002 en Manises no operaba ninguna compañía de bajo coste

En 2002, en Manises no operaba ninguna compañía de bajo coste. Llegaron en 2003 y en 2004 representaban el 19% del tráfico total. El año pasado alcanzaron el 38%, y cuando acabe éste habrán aumentado su porcentaje. "Cuando no existían las líneas de bajo coste, a nadie se le ocurría hacer un Valencia-Madrid, Madrid-Londres, Londres-Coventry, y hacer lo mismo para la vuelta. Pero si tú ofreces un precio económico y la comodidad del vuelo punto a punto, te funciona", señala Tejada.

Desde Manises están a tiro un número importante de ciudades de países europeos, entre los que destaca Alemania. Otra cosa son los vuelos transoceánicos. Ha habido vuelos puntuales al Caribe. Pero el único intento de establecer una conexión estable, la de la compañía Air Transat con Canadá, fracasó.

¿La causa? Tejada apunta a estrategias de distribución de las aerolíneas y al déficit de demanda. Y añade: "Las instalaciones están en todo caso preparadas. El aeropuerto tiene capacidad para cualquier avión, salvo el Airbus 380, aunque puntualmente sí podría venir. Pero cualquier avión, con la máxima carga, puede volar desde aquí prácticamente a todo al planeta, quitando a Australia".

Un vistazo al pasado sirve para ver lo abrupto que ha sido el cambio. Los archivos históricos de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (AENA) dicen que en el año 1940, recién terminada la Guerra Civil, salieron o llegaron a Manises 538 vuelos que transportaron a 2.789 pasajeros. En 1977 los viajeros rozaban el millón (991.741) y una década más tarde habían descendido (915.570). En 1997 el tráfico se aproximó a los dos millones, pero no fue hasta 2003 cuando la cosa se aceleró de verdad. Aquel año el tráfico de viajeros aumentó un 28%; el siguiente un 28%, el otro, un 50%.

2006 fue un año tranquilo (un 7% más) y este ha retomado la tónica con casi un 20% de incremento y una perspectiva de acabar arañando los seis millones. Manises sigue lejísimos de las cifras de Madrid-Barajas, y también muy por detrás de L'Altet. Pero en 2002 ocupaba el puesto 18 en la red estatal, y ahora es el octavo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de noviembre de 2007