Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Con la cartera de obras a cuestas

La suspensión de pagos de Llanera deja pendiente un puñado de proyectos públicos y privados

La Consejería de Educación reconocía tras la suspensión de pagos solicitada por Llanera que el grupo inmobiliario había paralizado la construcción de seis colegios, un instituto y otros centros sanitarios en la Comunidad Valenciana. Era la punta del iceberg. La falta de suministros obligó a la compañía a parar algunas obras o bien ceder a empresas subcontratadas parte de sus obras. Ahora, el Juzgado de lo Mercantil número 2 de Valencia, que tutela la empresa a raíz del proceso concursal, deberá solventar el futuro de una lista de obras públicas y privadas que han quedado en el aire con la crisis de liquidez de Llanera.

El titular del juzgado que dirige el proceso concursal dijo hace sólo unos días que las promociones de vivienda y el resto de las obras estaban garantizadas. En otros casos, por ejemplo en las obras públicas adjudicadas, serán los socios de Llanera los encargados de las obras.

El proyecto Nou Mil·leni, en Catarroja, con 12.000 pisos, es el más grande

Estas son algunos de los contratos -de obras públicas y privadas- que el grupo Llanera tiene en cartera:

- Ampliación del hospital de Vinaròs, en Castellón. La Consejería de Sanidad adjudicó a Llanera y Acciona la reforma y ampliación del centro hospitalario, por un importe de 10 millones de euros. La primera piedra de la obra se colocó a principios de 2007, con un periodo de ejecución de 16 meses.

- Centros escolares. En enero de 2007 se colocó la primera piedra del nuevo instituto de Burriana Novenes de Calatrava, un centro con 24 unidades de Secundaria, 8 de Bachillerato y 6 de ciclos formativos. Su capacidad es para 1.360 alumnos. El proyecto tenía un plazo de ejecución de 22 meses y estaba previsto que estuviera en funcionamiento en el curso de 2008-2009. Su presupuesto era de 11,67 millones de euros.

En febrero, la Consejería de Educación, a través de la sociedad pública Ciegsa, adjudicó la redacción del proyecto y las obras de seis nuevos colegios a la UTE Llanera y Algeco. El importe del contrato era de 30,8 millones de euros. Las obras debían de acabarse, según el calendario oficial, este otoño. Las poblaciones donde se construyen los centros escolares son Alzira, Riba-roja, Albal y Sollana, en la provincia de Valencia, y l'Alfàs del Pi y Sant Vicent del Raspeig, en Alicante.Educación aseguró que Algeco se encargará de la construcción pendiente.

- PAI Nou Mil.leni, de Catarroja. Este PAI, que Llanera comparte con el Instituto Valenciano de la Vivienda (Ivvsa), prevé la construcción de 12.000 viviendas en el municipio, el 50% de protección oficial. El proyecto está pendiente de ser ratificado por la Comisión Territorial de Urbanismo, que le dio el visto bueno a las puertas de las pasadas elecciones autonómicas y locales. Otras promociones de VPO en L'Alcudia de Crespins y l'Ollería, también en colaboración con el Ivvsa, se han visto afectadas.

El proceso concursal ha paralizado también la construcción de dos centros comerciales en Andalucía, así como polígonos industriales en varias poblaciones de la comunidad de Madrid. En total, Llanera tenía contratos adjudicados fuera de la Comunidad Valenciana por valor de 25 millones de euros.

En Xàtiva, donde la compañía tiene su sede social, deja por concluir la plaza de toros de la localidad y algunos proyectos residenciales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de octubre de 2007