Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Hugo Chávez amordaza a Alejandro Sanz

Prohibido en Caracas un concierto con 8.000 entradas vendidas

Alejandro Sanz no cantará en Caracas. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, le ha mandado callar, aunque ha sido el ministro de Educación Superior, Luis Acuña, quien ha actuado directamente.

El concierto previsto para el 1 de noviembre en el Poliedro y para el que había 8.000 entradas vendidas no se celebrará al menos en el escenario previsto. El tren de los momentos se queda parado.

Nadie da una versión oficial de lo sucedido pero todo el mundo sabe que Hugo Chávez tiene buena memoria, que no olvida. Por eso las palabras de Alejandro Sanz en 2004 sobre el presidente de Venezuela resuenan ahora aún más. "No me gusta. A mí, si me dieran tres millones de firmas para que dejara de cantar, dejaría de cantar de inmediato", dijo. Las declaraciones coincidieron con el momento en que se recogían firmas para solicitar un referéndum para revocar al presidente venezolano. La suspensión parece que tienen que ver con estas afirmaciones.

Los representantes del cantante en Caracas están negociando con el ministerio para revocar la decisión, según explicó Julio Tricio, vicepresidente de Evenpro: "Pensamos que se va a solucionar. No sabemos la razón por la que se ha cancelado expresamente solamente la actuación de Sanz". El Poliedro es una instalación pública, la otra opción sería un espacio privado aunque más reducido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 10 de octubre de 2007