Cantalou asegura que podrá abastecer a sus clientes pese al incendio de su fábrica

El grupo Cantalou, cuya fábrica de Vallirana (Baix Llobregat) quedó completamente destruida el viernes por un incendio, aseguró ayer que podrá abastecer el 80% de sus productos a sus clientes gracias a otras plantas de la misma compañía. La empresa aseguró que reubicará a las 160 personas que trabajan en la planta del Baix Llobregat.

El incendio se declaró la noche del jueves por causas fortuitas, según la empresa. Hasta 24 dotaciones de bomberos continuaron ayer trabajando en su extinción, que tardará aún varios días, tal como explicaron fuentes de los Bomberos de la Generalitat. Las altas temperaturas impidieron a los bomberos el acceso al sótano, donde se almacenaban grandes cantidades de productos. La fábrica tiene 16.000 metros cuadrados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS