_
_
_
_

Un padre deja a su hija de 18 meses en estado crítico de un tiro y se quita la vida

El hombre tenía desde mayo una orden de alejamiento de la madre de la niña

F. Javier Barroso

La pequeña Starling Martínez, de 18 meses, se debatía ayer entre la vida y la muerte en el hospital Doce de Octubre de Madrid. Su padre, Roberto Martínez Muñoz, le disparó poco después de las cinco de la tarde un tiro en la cabeza tras una discusión con su madre, Yolanda M., en un parque de Torrejón de Ardoz. Ambos llevaban tiempo separados y la mujer había obtenido una orden de alejamiento contra él, vigente desde mayo de este año. Poco después de disparar contra su hija, Roberto Martínez se apuntó a la sien y se descerrajó un tiro.

Starling se encuentra ingresada desde anoche en la unidad de cuidados intensivos (UCI) del hospital Doce de Octubre en estado crítico, con una herida en la nuca que los médicos especialistas descartaron operar. Anoche, una veintena de familiares pululaban por las cercanías de la UCI infantil a la espera de algún cambio en su estado. "La esperanza es lo último que se pierde", dijo su tía, Rocío Mena. La madre de la niña estaba ayer "destrozada", contó Mena. "La familia no se lo acaba de creer", dijo. El padre de Starling, nacido en la República Dominicana en 1978 y nacionalizado español, llevaba 13 años con Yolanda M. "Muchas veces la amenazó con matarla", dijo ayer Mena, "pero ella no acababa de creérselo". Fuentes del caso señalaron ayer por la noche que el fallecido tenía una orden de alejamiento de su ex cónyuge. Las primeras investigaciones apuntan a que el hombre se acercó a la mujer con la intención de retomar una vez más la relación y, ante la negativa de ella, se lio a tiros.

De repente, un disparo

Los hechos ocurrieron pasadas las cinco de la tarde en el denominado Parque de Ocio, un parque urbano de la zona sur de Torrejón de Ardoz, cuando el padre se acercó a la madre y a la niña. Un testigo, Javier Recio, vecino de Torrejón, estaba al otro lado de un lago del parque y vio cómo la pareja empezaba a hablar. Estuvieron entre 10 y 15 minutos, según su relato. "De repente se ha oído un pum [detonación] y la madre ha salido corriendo chillando en un idioma muy raro", describió Recio.

La madre, que llevaba a la niña en brazos, salió corriendo hacia un aparcamiento cercano situado a unos 100 metros, donde encontró a un coche patrulla de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Torrejón. Los agentes trasladaron de inmediato a la pequeña al centro de salud de la calle de Turín. A las 17.23, los facultativos avisaron al Servicio de Urgencias Médicas de la Comunidad de Madrid (SUMMA), que trasladó al lugar una UVI móvil.

A la llegada de los facultativos la niña estaba inconsciente, a consecuencia del tiro en la región occipital (en la nuca) que había recibido minutos antes. Los sanitarios lograron reanimarla y trasladarla en un helicóptero sanitario al hospital Doce de Octubre, en la capital. Una responsable de este centro explicó, a las 21.30 de ayer, que la niña estaba ingresada sin posibilidad, "en principio", de ser intervenida quirúrgicamente. La bala dañó el cerebro y, en opinión de los médicos, en caso de recuperarse, no "quedará bien", según la tía de Starling. Los especialistas estudiarán la evolución de la niña en las próximas 48 horas.

Instantes después de que el hombre disparara a la niña, se acercó al lago del Parque del Ocio y se descerrajó un disparo en la zona parietal (sien) izquierda. La bala le salió por la zona parietal derecha. Al lugar acudió una UVI móvil del Ayuntamiento de Torrejón de Ardoz, cuyos sanitarios intentaron reanimar al hombre durante 30 minutos, pero al final sólo pudieron certificar su muerte. El cadáver del fallecido fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de la capital.

Un cámara enfoca una mancha de sangre en el lugar donde su padre disparó a Starling.
Un cámara enfoca una mancha de sangre en el lugar donde su padre disparó a Starling.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

F. Javier Barroso
Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_