Entrevista:EN POCAS PALABRAS

"El merengue nunca se extinguirá"

Juan Luis Guerra regresa con su nuevo disco, 'La llave de mi corazón'

Tras el álbum Para ti (2004), que Juan Luis Guerra dedicó a Dios, todos preguntaban qué hacía el merenguero de Ojalá que llueva café entre predicadores. Pero el dominicano calló la boca a más de uno. Para ti ganó dos Grammy Latinos. "Dios entró en mi corazón. Estaba vacío, me faltaba paz. Un día unas personas me predicaron y esa paz que necesitaba la encontré a través de la palabra". Desde 1992 Guerra pertenece a la congregación cristiana Más que Vencedores. Y aunque todo seguía aparentemente igual en la figura de dos metros de Juan Luis Guerra, la pregunta era si volvería a recuperar los temas y ritmos con los que ha logrado vender más de 10 millones de discos en todo el mundo. La respuesta ha llegado con La llave de mi corazón, que ya ha vendido más de 80.000 copias en EE UU.

Sonriente, con una timidez que disfraza con una amabilidad seca, y ataviado con chaqueta crema, vaqueros, camisa blanca y sombrero, y su característica barba, recibe en su hotel, tras su breve paso por España para presentar su último disco, en el que vuelve con sus fusiones a ritmo tropical: bachata, balada, merengue y jazz.

Pregunta. ¿Es tímido o más bien de trato seco?

Respuesta. No, solía ser tímido, pero estoy combatiéndolo. No me parece que sea un atractivo, y más en este oficio.

P. ¿Por qué no ha incluido temas sociales en este disco?

R. Porque la inspiración no voló, no me lo permitió. Traté en muchas ocasiones de buscar temas sociales, pero volvía siempre al hilo conductor, el amor.

P. ¿El vacío se parece al abismo?

R. El vacío es como no poder estar satisfecho con nada. Ni los premios ni el dinero ni la fortuna, nada lo llena.

P. ¿Cuál fue el momento más duro de su conversión?

R. No hay momentos duros, todo lo contrario. Antes vivía sin Dios y ahora vivo con él.

P. Pero tendrá tentaciones.

R. Las tentaciones siempre llegan, estés o no con Dios. Sólo hay que huir de ellas.

P. 80.000 copias vendidas de su último disco sólo en EE UU. Dios también vende.

R. Sí, claro. Y me ayuda, no me deja ni me desampara.

P. Dios le apartó un tiempo de la música

R. En realidad nunca anuncié mi retirada. La gente comenzó a especular con eso..., pero lo cierto es que éste es el gran don que Dios me ha dado, es mi oficio. Soy compositor y voy a seguir componiendo. Me falta mucho por hacer.

P. Pero sí que hubo un momento de silencio.

R. Me aparté un poco. Empecé a reflexionar sobre muchas cosas, pero nunca paré de escribir.

P. Sólo se habla de bachata y reggaeton, ¿el merengue es un bicho en extinción?

R. No, el merengue nunca se va a extinguir, es como la salsa. Es un buen momento para el merengue, y va a surgir uno nuevo con influencias diferentes, es lo que tratamos de hacer ahora.

P. Compara la piratería con un lobo, pero igual para otros es un Robin Hood que lucha para que la música no sólo sea para las elites.

R. El precio del CD escapa de nuestro control. Qué nos gustaría más que el precio sea justo. Pero es un mercado y tiene que ver con la disquera y con la distribuidora. Nosotros somos los primeros que abogamos porque el precio de los CD sea justo al igual que el precio de las taquillas de los conciertos.

Juan Luis Guerra.
Juan Luis Guerra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 07 de agosto de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50