Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La basura deja sin fiestas a Almuñécar

El Ayuntamiento suspende la feria tras cinco días de huelga del servicio de limpieza

"Aquí ya no se puede vivir, el olor es insoportable. Es imposible que esto no sea peligroso para la salud", dice José Rodríguez, acostumbrado a pasar las vacaciones junto al mar, en su apartamento de la localidad granadina de Almuñécar. Más de 800 toneladas de basura se acumulan en las calles y en los paseos marítimos de este municipio, uno de los mayores núcleos turísticos de la provincia en verano, que en agosto ve cómo su población habitual, de 24.000 habitantes, se multiplica hasta por seis y ronda los 150.000.

Los veraneantes afrontan desde el viernes pasado una huelga de basura que podría amenazar la salud de los vecinos en los próximos días y que ya está perjudicando a la economía local. "El hedor es muy fuerte, la mayoría de la gente llama a los hoteles para preguntar qué está sucediendo y también se están produciendo algunas cancelaciones", afirmó el portavoz de la Asociación de Hoteles de la Costa Tropical, Rafael Lamelas.

Sanidad espera para intervenir a que aparezcan roedores, parásitos y mosquitos

El paro de los trabajadores de la empresa El Mirlo, concesionaria de la recogida de basura en Almuñécar, se debe al incumplimiento del convenio colectivo por parte de la compañía, que, según los empleados, no paga a los trabajadores el plus en concepto de nocturnidad y de toxicidad. Además, varios afectados declararon ayer que el retraso en las nóminas es constante. "Todavía no hemos cobrado julio y las hipotecas no esperan", se lamenta un empleado.

La responsabilidad de la limpieza urbana es municipal, pero el alcalde de Almuñécar, Juan Carlos Benavides (Convergencia Andaluza), volvió a solicitar ayer la intervención de la Junta de Andalucía ante lo que considera como "un atentado contra la salud pública".

Camilo López García, responsable de Salud Pública de la zona sur de Granada, explicó que todos los días se realiza una inspección en la localidad. El informe de ayer consideraba la situación como "preocupante", aunque la Junta cree que todavía no existe un riesgo manifiesto para la salud. Este riesgo se valora en función de la aparición de roedores, parásitos o mosquitos capaces de transmitir enfermedades, lo que aún no se ha producido. "No tenemos constancia de la aparición de fauna peligrosa para los humanos, aunque esto podría suceder en tres o cuatro días más si la situación no mejora". En ese caso, según López García, la actuación sería inminente. "Ordenaríamos a la empresa recoger la basura con carácter de urgencia, ya que el derecho a la salud pública debe prevalecer sobre el derecho a la huelga", señaló.

El Ayuntamiento, a la espera de la negociación convocada para esta tarde, decidió suspender las fiestas patronales, cuyo comienzo estaba previsto para pasado mañana. Según el consistorio, la apertura del recinto ferial supondría una "máquina" de generar basura que pondría en "grave riesgo la salud pública". Al conocer la noticia, el presidente del comité de empresa de El Mirlo, Miguel Quirós, mostró su sorpresa: "Están poniendo al pueblo contra nosotros", aseguró. Quirós dijo que el lunes, cuando se empezó a barajar la suspensión de las fiestas, los trabajadores comunicaron al Ayuntamiento que incluirían el ferial en los servicios mínimos y que recogerían todos de los desechos que generase.

El tesorero de la Asociación de Feriantes de Granada, José Fernández Alonso, anunció movilizaciones. "El Ayuntamiento ya sabía que había prevista una huelga y, aun así, nos hizo pagar más de 20.000 euros por los permisos. Hemos perdido otras ferias. No se puede jugar con el trabajo de la gente".

Unas 300 personas impidieron ayer que el Ayuntamiento recogiera por su cuenta basuras cerca del mercado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de agosto de 2007