Los Bancroft meditan la venta a Murdoch de su participación en Dow Jones

La familia Bancroft, que controla el 64% de los derechos de voto en Dow Jones, comenzó ayer a meditar los detalles de la oferta de compra lanzada por el conglomerado News Corporations, de Rupert Murdoch. La posición final de los miembros del clan se desconocía al cierre de esta edición. Mientras, el barón mediático espera que la respuesta llegue pronto.

El encuentro familiar se produjo en Boston (Massachusetts). En esa ciudad tiene su sede el despacho de abogados de Michael Elefante, representante de los Bancroft en el consejo de Dow Jones y encargado de presentarles los detalles de la operación. A Murdoch le bastaría con el apoyo de un tercio de sus miembros para controlar el grupo editor de The Wall Street Journal.

Más información

Los propietarios del Dow Jones tenían intención de hacer una corta declaración tras la reunión, aunque no se descartaba que necesiten unos días para digerir los detalles del preacuerdo alcanzado la semana pasada por sus negociadores con los de News Corp, antes de dar una respuesta definitiva a la oferta del magnate de origen australiano.

La saga dura ya tres meses. Murdoch se dispone a pagar 5.000 millones de dólares (3.616 millones de euros), 60 dólares por cada una de sus acciones. Eso representa una prima del 67% respecto a lo que valían los títulos de Dow Jones antes de que se supiera de las intenciones del voraz empresario. El capital en manos de los Bancroft pasaría de 750 millones a 1.200 millones de dólares.

La generosa oferta provocó división entre los 30 miembros de la familia, donde se vive un choque generacional. Por si no fuera suficiente, Brad Greenspan, creador de la comunidad virtual My Space, controlada ahora por Murdoch, se dice dispuesto a ofrecer a los Bancroft más dinero por sus acciones y torpedear así el plan de News Corporation.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 23 de julio de 2007.

Lo más visto en...

Top 50