Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Orgía en la escuela técnica

Expulsan al director y 27 profesores de un centro educativo argentino por organizar orgías con las alumnas y 'colgarlas' en Internet

Les han pillado por un sillón. El director, el subdirector y 27 profesores de una escuela técnica, considerada modelo, de la provincia de Buenos Aires han sido expulsados de sus cargos tras comprobarse que organizaban en el centro orgías con algunas de las alumnas del turno de noche, las grababan y las colgaban en Internet. La policía ha logrado establecer lo sucedido gracias a un sofá que aparecía en las imágenes y que corresponde a uno existente en una sala del edificio.

Las imágenes que circulaban por Internet se remontan a 2005 y en ellas aparecen los profesores y las alumnas, de entre 16 y 17 años, manteniendo relaciones sexuales. Hace unos meses, un correo electrónico anónimo llegó a la Dirección de Escuelas de la Provincia de Buenos Aires y la policía tomó cartas en el asunto hasta determinar que las imágenes fueron rodadas en la Escuela Técnica número 1 de Escobar, localidad a 60 kilómetros al norte de Buenos Aires. Se trata de un centro con 2.500 alumnos y unos 400 profesores considerado "modelo" en la comunidad educativa argentina. Los alumnos implicados en el escándalo ya han terminado sus estudios en el centro.

La policía ha resuelto el caso por un sofá que aparece en las imágenes y que está en el edificio

Tirando del hilo, la policía argentina descubrió también que la denuncia anónima no era la primera que se hacía sobre el caso, sino que se habían efectuado varias anteriormente siguiendo el conducto reglamentario. Inexplicablemente, habían sido desestimadas pero siempre por la misma persona, una inspectora que también ha sido ahora destituida.

Pero además los docentes despedidos se repartían los ascensos y desviaban fondos. Los investigadores han recolectado los testimonios de varios profesores que habían ganado su plaza por concurso pero que no llegaban a ocuparla tras recibir amenazas del grupo. En cuanto al dinero, la directora general de Educación de la Provincia de Buenos Aires, Adriana Puiggrós, ha ordenado una auditoría que, por ahora, ha establecido que falta una cantidad que ronda los 15.000 euros, dinero que ingresó en la contabilidad de la escuela entre 2006 y este año sin que se sepa su destino.

Los expulsados incluso habían formado una asociación legal pero que funcionaba de manera ilegal dentro del centro. Varios padres habían denunciado en numerosas ocasiones que los alumnos eran dejados solos en las aulas, porque los profesores se dedicaban a otros trabajos remunerados. Denuncias que tampoco prosperaron. La asociación disponía de fondos que ahora se investiga si, como parece probable, provienen del presupuesto escolar.

A las autoridades argentinas les quedan todavía algunos flecos por determinar en su investigación, entre otros si las imágenes de las orgías eran comercializadas en sitios pornográficos de Internet, aumentando así las ganancias de la siniestra organización de docentes.

La escuela ha sido intervenida y, junto a las nuevas autoridades académicas, se ha nombrado un grupo de psicopedagogos para tratar que la actividad educativa vuelva en la medida de lo posible a la normalidad. El curso escolar argentino se encuentra a la mitad -dura de marzo a diciembre- y millones de estudiantes argentinos se disponen a disfrutar en los próximos días de varias semanas de vacaciones de invierno.

La directora general de Educación ha reconocido que la escuela implicada en el escándalo se había convertido en una "fábrica de negocios sucios" dejando totalmente de lado su función social. Ahora, la mafia de profesores ha sido desarticulada, con la ayuda inestimable de un sillón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de julio de 2007