_
_
_
_
Reportaje:MÚSICA

Lenine, intuiciones mestizas

Tiene nombre de líder revolucionario. Su padre, comunista convencido, les puso Renan y Lenin a los hijos varones y la madre, católica practicante, bautizó a las hijas como María Teresa y María das Graças. "A papá le parecía que hasta los ocho años cada hijo tiene una relación uterina con la madre y que él no podía competir con ella. Mi madre nos obligaba a ir a la iglesia los domingos. Era un rollo y, además, en latín. Con ocho años lo primero que hacía mi padre era decirnos que ya podíamos elegir algunas cosas y nos daba la opción de conectarnos con lo sagrado, él no hablaba de Dios: '¿Quieres ir a misa con tu madre o quedarte en casa con papá escuchando música?'. Para no ir a misa yo oía a Rimsky-Korsakov, Chopin, Bach, Jackson do Pandeiro, Luiz Gonzaga, canciones napolitanas... Esa maravillosa formación musical, cosmopolita y plural, se la debo a la Iglesia", dice riendo.

In Cité (2005) y MTV Acústico (2007) se grabaron en directo. "Es lo único que tienen en común. Y que no se editó un disco y luego un DVD sino que los CD de estos proyectos fueron extraídos de una pieza mayor que es el DVD", explica. In Cité es el testimonio de dos actuaciones en la Cité de la Musique de París con la cantante y compositora cubana Yusa y el percusionista argentino Ramiro Musotto; MTV Acústico recoge un concierto en el auditorio Ibirapuera, de São Paulo, con sus canciones orquestadas con cuerdas y metales e invitados como la mexicana Julieta Venegas -la conoció a través de Pedro Guerra-, Iggor Cavalera y el camerunés Richard Bona.

Lenine (Recife, 1959) ha escrito para In Cité un texto sobre cómo nace en Occidente la figura del trovador: "En el repente y en el rap, en el lamento del blues, en la melodía de la murga, en los bertsolaris vascos, por todas partes, oigo ecos de los trovadores...". "Al ver el trabajo del occitano Arnault Daniel me di cuenta de que en el siglo XI estaba presente la misma matemática poética. Ya existía una definición en la historia para lo que yo hacía. ¡Y me reconocí de inmediato! Me dije: 'Soy un trovador'. Bob Dylan es un trovador. Chico Buarque, Serge Gainsbourg, Javier Ruibal... Todos son trovadores. La función del trovador era propagar la información de ciudad en ciudad. En cierto modo es lo que continúo haciendo".

Francia es el país que mejor le ha acogido. "Creo que la expresión del autor que canta lo que compone está en el ADN del francés. Y en su alma hay una curiosidad que viene de su propia historia. Creo que reconoce en Brasil, en el mestizaje, un futuro posible. Nosotros lo llevamos haciendo 500 años y ellos sólo desde la década de los cuarenta".

No se siente víctima de la piratería. "Voy a dar conciertos en Cuba y firmo más de 150 discos piratas. Es la piratería del bien. De no ser por ella ¿cómo iba yo a entrar en aquella isla? Lo que pasa a ser más difícil es lo macro. Vender millones de discos. Ahora bien, los nichos de los micros se amplían. Yo vengo haciendo lo que hago de manera artesanal dentro de la industria desde que me conozco como compositor y cantante", asegura. "A cada uno de mis hijos le gusta un tipo de música. Los tres se bajan música por internet, pero los tres, cuando oyen algo que les gusta mucho, compran el disco o el DVD para tenerlo como objeto de placer. Soy romántico y sigo pensando que el contenido va a continuar existiendo. Puede cambiar el vehículo, pero el arte es una compulsión de la humanidad".

En su web una hormiga

-"hago un trabajo de hormiguita hace mucho tiempo", dice riendo- camina entre carteles de conciertos, vinilos, orquídeas

... "Compré un terreno en la montaña. Fui a estudiar lo que había para plantar frutas y hortalizas. Y vi en un árbol una planta en flor. La acerqué con una vara, la fotografié, fui a Google, y ya era tarde. Ya estaba enganchado a las orquídeas", cuenta. "Antes de ir a un concierto averiguo qué plantas endémicas hay allí. Por Google descubro en cada lugar un orquidiota como yo", dice riendo. "Hoy tengo un círculo de amistades, octogenario, y yo soy el benjamín".

Hoy en Brasil ya no hay movimientos musicales. Y se practica un saludable tránsito libre entre generaciones. "Formo parte de los solitarios solidarios, que no necesitan de una unidad estética para reconocerse como creadores. Y por haber seguido un camino solitario quizá sean más generosos estéticamente. El ego ya está resuelto. El tipo ya conquistó sus cosas, fue una conquista personal, con lo que hay una autoestima muy grande. No estás compitiendo. Yo no tengo certezas y nunca las he tenido. Propongo que nos quedemos en la duda", dice riendo. "La sensación de certeza da una falsa seguridad. Prefiero cierta inseguridad porque sazona la vida".

Lenine actúa hoy en Parla (Parque de las Naciones), el día 10 en Barcelona (Teatre Grec) y el 13 en Las Palmas de Gran Canaria (Teatro Cicca).

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_