El profesor que nunca se cansó de la política

Luis Bouza-Brey (Villagarcía de Arosa, 1945) verbaliza sin complejos, a diferencia de sus compañeros de partido, su orientación ideológica. "Soy de izquierdas", afirma convencido. Quizá en esos momentos se acuerda de 1964, año en el que empezó a destacarse en la lucha antifranquista al cofundar el Partido Socialista Galego, formación en la que luego estrenaría el cargo de secretario general.

En los años siguientes impartió clases de Derecho en la Universidad de Santiago de Compostela, pero en 1970 se trasladó a Barcelona. Allí militó en Convergència Socialista de Raimon Obiols e Isidre Molas, formación que más tarde se integraría en el PSC. Cansado de la política, en 1986 pidió la baja del partido y se dedicó a la docencia en la facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Barcelona, donde sigue ejerciendo.

Hubo que esperar a 2006 para que este miembro de una ilustre familia de escritores y académicos gallegos recuperara la pasión por la política. Se embarcó en el proyecto de Ciutadans desde el principio, adcrito a la agrupación de Sitges. Ahora ha asumido el reto de reconducir el rumbo de un partido desgarrado por las disputas internas.

Cuando se le pregunta por las razones que le han llevado a disputar el liderazgo del partido a Albert Rivera, su respuesta adquiere tintes de heroicidad: "La gente no se da cuenta de los graves problemas a los que se enfrenta este país. Tenemos que evitar a toda costa la descomposición del Estado y la degeneración de la democracia española".

Su mano derecha en esa labor será Clemente Polo, doctor en Ciencias Económicas y ex asesor económico del Gobierno de Felipe González entre 1990 y 1993. Polo está llamado a ser el próximo secretario general del partido en caso de salir triunfante del congreso de este fin de semana en L'Hospitalet.

Dice Bouza-Brey que su candidatura reúne "todas las sensibilidades" del partido. Lo cierto es que su candidatura nunca habría salido adelante de no haber contado con el apoyo de algunos de los intelectuales que fundaron Ciutadans, como el periodista Arcadi Espada y el director teatral Albert Boadella, hombres con poco poder de decisión en la estructura orgánica del partido pero de un enorme ascendente moral sobre los militantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0028, 28 de junio de 2007.

Lo más visto en...

Top 50