Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:CURIOSIDADES VIAJERAS | TENDENCIAS

Por Francia, subiendo y bajando del Ze Bus

Unas olas en Biarritz o La Rochelle. Y al autobús. Un paseo enológico por Burdeos. Y al autobús. Una visita a los castillos del valle del Loira. Y al autobús. Es la filosofía de los Ze Bus, que recorren la costa atlántica francesa; se adentran en París, Tours, Poitiers o Burdeos, y tocan Londres por arriba y el norte de España (San Sebastián y Pamplona) por abajo. Los pasajeros pueden subirse y apearse cuando y donde quieran, y permanecer en cada destino el tiempo que les apetezca. Para eso, los vehículos hacen escala en cada parada dos días a la semana. Existen tres pases, válidos todos ellos para viajar, sin límite de tiempo, entre junio y octubre de 2007: para la ruta completa, que por 299 euros permite rodar por todo el itinerario (en un mínimo de siete días). Si incluye Londres, 379 euros. Para la del oeste, que baja sólo hasta La Rochelle y se puede hacer en un mínimo de cuatro jornadas, por 199 euros (desde Londres, el mínimo es de seis días, y el precio, 279 euros). Y para la del vino, que discurre entre San Sebastián y La Rochelle, por 99 euros, en un mínimo de tres días. Ze Bus incorpora a su página web (www.ze-bus.com, en inglés y en francés) un buscador en el que consultar estos pases y también horarios y precios para viajar entre dos ciudades concretas del circuito.

Flexibilidad total. Por eso el proyecto, nacido hace dos años, está pensado para mochileros y viajeros de mente abierta, como apuntan sus creadores: "Viene gente de todas las nacionalidades, de los 19 a los 78 años, independientes, con ganas de descubrir en libertad nuevos países, culturas, comida". O festivales y citas deportivas que se pueden encontrar por el camino. Tan variopintas como los sanfermines pamplonicas, el Tour de Francia, el Festival del Vino de Burdeos, la Copa del Mundo de Rugby o los eventos surferos de Mundaka, Hossegor o Biarritz.

Cada jornada tiene un nombre: el recorrido de París a Cherbourg, por ejemplo, se llama Día D porque incluye la visita a Normandía y a la playa del desembarco aliado en la II Guerra Mundial. El de Cherbourg a Quiberon lleva por título Leyendas, porque sobre él planea la épica del rey Arturo. Y luego está el trayecto de los dólmenes (entre Quiberon y La Rochelle), del surf, del vino... La guía Ze Book, gratuita, ayuda a aclararse y ofrece información y consejos sobre los destinos.

.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de mayo de 2007