Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Seguimiento a Savater

Yo, y millones de lectores, admiradores, adversarios dialécticos, amigos..., sigo a Savater. Lo sigo impenitentemente en sus libros, en sus artículos, en sus conferencias, en sus clases. Ayer me sobresaltó el anuncio de que alguien más lo seguía, precisamente por lo mismo que los millones que encabezan esta carta; por su inteligencia, su ingenio, su pasión y compromiso por la libertad. Estos seguidores, amparados por la cobardía fría de las pistolas, no están solos; los acompaña la ambivalencia mezquina de partidos, instituciones e individuos que medran en el charco pútrido de la carencia de libertades en el País Vasco. Fernando tampoco va solo, lo acompañamos millones de amigos, lectores y cómplices. Nos tendrán que seguir, y matar, a todos y cada uno. Les van a faltar "valerosos" gudaris, "comprensivos" obispos y "visionarios" políticos.

Hay que elegir entre la palabra y la pistola, y no sólo el que la empuña. Un abrazo a Fernando, Maite y todos los perseguidos por ser decentes y libres.- Juan A. Muñoz Andrade. Alcalá de Guadaira. Sevilla.

Había pensado escribir esta carta antes de que saliera a la luz el "seguimiento a Savater, un testigo, dos ertzainas y un policía". He de solidarizarme en primer lugar tanto con Fernando Savater como con los otros cuatro, pero por ello no he de dejar de criticar su artículo Los ideólogos de Carnaval en aquellas partes que vierte "sal gorda" por doquier. La "sal gorda" no me gusta, la vierta Arzalluz o Savater.

Estoy mucho más cerca de Zapatero en su acción de gobierno, de Patxi López y de Egiguren que de Fernando, y podría explicarlo si tuviera espacio. "Sal gorda" es también la que vierte sobre la korrika y la potenciación de la lengua, cosa que entrelíneas le viene molestado últimamente, poniendo en su conocimiento que nunca me han invitado ni he participado en ninguna korrika.

No es cierto que el Departamento de Educación del Gobierno vasco prepare un "plan que consagre el euskera como única lengua materna". Savater titula en minúscula y despectivamente "departamento de educación local", cual si fuese una concejalía municipal, lo cual demuestra su no aceptación del Estatuto de Autonomía de Gernika y su desarrollo legislativo, por ejemplo la Ley de la Escuela Pública Vasca, obra sobre todo del asesinado Fernando Buesa en el tripartito PNV, PSE y EE y en el que tuve el honor de asesorar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de abril de 2007