Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso de Ecuador suspende la sesión para evitar el caos político

El presidente del Congreso Nacional ecuatoriano, Jorge Cevallos, suspendió ayer las sesiones hasta el próximo martes para evitar la confrontación, cuando faltan sólo 12 días para que se celebre la consulta popular que elegirá la Asamblea Constituyente con plenos poderes para reformar la Carta Magna, propuesta por el presidente, el izquierdista Rafael Correa. "Si no hay alternativa, lo más sensato, considerando que viene una semana religiosa, de paz y de tranquilidad, y considerando que el país ya no quiere el caos, la anarquía y el enfrentamiento, es suspender todo hasta el próximo martes", dijo.

Cevallos, del conservador Partido Renovador Institucional Acción Nacional (PRIAN), del ex candidato presidencial y magnate bananero Álvaro Noboa, aseguró que tomó su decisión "a riesgo" de que los bloques de diputados enfrentados -los partidarios del Gobierno y los 57 opositores destituidos el 7 de marzo por el Tribunal Electoral- celebren sus propias sesiones y lo destituyan. Los dos bandos "han amenazado con hacer sendos congresos paralelos para deshacerse de mí", declaró Cevallos.

El Congreso de Ecuador lleva cuatro semanas paralizado y ahora está pendiente del Tribunal Constitucional para que decida si los 57 diputados de la oposición fueron legítimamente despedidos y reemplazados por sus suplentes o si deben recuperar sus escaños.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de abril de 2007