Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El centrista Bayrou defiende un euro fuerte

Solapándose casi como si se contraprogramaran, los candidatos a la presidencia de Francia apuran al máximo sus posibilidades de hacerse presentes en los medios de comunicación. Todavía no había acabado la conferencia de prensa de la socialista Ségolène Royal en la sede parisiense del Partido Socialista (PS), cuando el candidato centrista François Bayrou presentaba su programa en un céntrico hotel de la capital, en la estela del acto del lunes del candidato conservador Nicolas Sarkozy.

Su primer disparo fue contra las tesis del ex ministro del Interior de que la culpa del escaso crecimiento de la economía francesa la tiene la fortaleza del euro y la independencia del Banco Central Europeo. "Los bajos tipos de interés son el motor del crecimiento", aseguró Bayrou, convencido europeísta. "No creo que convirtiendo el euro en una divisa débil aumente el crecimiento en Francia".

Bayrou presentó un documento de 20 páginas titulado La Francia de todas nuestras fuerzas, en el que se desmarca completamente de la derecha gobernante y asegura que el país "atraviesa la crisis más grave de su historia reciente".

El candidato centrista, cuyo ascenso en los sondeos sufre ahora una resaca, acusa a la Unión por un Movimiento Popular, el partido de Sarkozy, y también al PS de haber "pervertido las instituciones y no haber propuesto a la opinión pública una sola reforma seria".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de abril de 2007