Medio Ambiente no ve problemas en las minas de cuarzo de A Terra Chá

La luz verde a las explotaciones sólo depende de un último informe

La posibilidad de que la empresa coruñesa Erimsa pueda explotar tres minas de cuarzo a lo largo de 5.670 hectáreas en 6 municipios de la comarca lucense de A Terra Chá cobra cada vez más fuerza. El nuevo informe de la Dirección Xeral de Calidad y Evaluación Ambiental coincide prácticamente con el que ya existía, y que sirvió de base para que la Consellería de Industria otorgara la concesión de las explotaciones mineras.

Fue el propio titular de Industria, Fernando Blanco, quien confirmó ayer que el nuevo informe de impacto medioambiental que había solicitado su departamento, ante la presión social que se suscitó con las concesiones, "no contempla cambios sustanciales" en la posición que ya existía con anterioridad. Ahora sólo queda el informe que Industria encargó a Medio Rural, aún por concluir. "A partir de ahí tomaremos la decisión ajustada en función del mismo", dijo Blanco.

Todo apunta a que el conselleiro tiene claro que no habrá posibilidad de parar las explotaciones. Sin embargo, mantendrá una reunión con responsables de la empresa concesionaria para sugerirles "alguna modificación" en determinadas condiciones de la concesión, que no quiso concretar. El delegado de Medio Rural, Emilio López Pérez, ya avanzó en su día que el informe que se prepara desde su delegación será "exhaustivo" porque considera que la zona afectada es "totalmente desproporcionada".

Todo apunta a que la preocupación social que en su día provocaron las concesiones, y que ahora se había rebajado un poco a la espera del informe de Medio Ambiente, volverá a primer plano en los seis municipios afectados: Castro de Rei, Vilalba, A Pastoriza, Riotorto, Cospeito y Abadín.

Según las estimaciones del sindicato Unións Agrarias, las tres concesiones de Erimsa incidirán en unas 500 explotaciones y sobre más de 6.000 vecinos asentados en la comarca de mayor producción láctea de Galicia. Hay municipios que tienen afectada gran parte de su superficie: Castro de Rei (46%), Cospeito (43%) y A Pastoriza (61%).

Los seis alcaldes de los municipios afectados, todos del Partido Popular, ya expresaron su rechazo a las concesiones mineras y apoyaron la concentración que se realizó en Lugo, ante el edificio administrativo de la Xunta, el pasado 8 de febrero. También dejaron constancia de su predisposición a no facilitar autorizaciones a Erimsa para actuar sobre suelo rústico en sus términos municipales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Más de mil personas secundaron la movilización. Con anterioridad se habían recogido cerca de 6.000 firmas de rechazo a las explotaciones de cuarzo a cielo abierto, que gozan de una concesión de 30 años, con prórroga automática hasta 90. Las movilizaciones se reproducirán si las explotaciones continúan adelante, anunciaron entonces los convocantes. "Si esto no se para habrá palos y muertes", declaró ese día una de las concentradas.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS