Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cursos de idiomas para captar fieles

Testigos Cristianos de Jehová y Mormones también han crecido en los últimos años. Los primeros han pasado de tener una entidad inscrita en el registro del Ministerio de Justicia a tener dos en la última década. Su iglesia está centralizada en estas dos entidades y cuentan con más de 800 Salones del Reino, sus templos. A fecha de 2007 hay unos 125.000 Testigos Cristianos de Jehová en España, según sus datos. "Hemos crecido en 20.000 miembros en diez años", asegura Joan Comas, representante de los Testigos.

"Este aumento se debe, sobre todo, a la predicación, con especial incidencia en los inmigrantes", explica Comas. "Incluso hay miembros españoles que se esfuerzan por aprender otra lengua para llevar el mensaje a las personas que no hablan español", asegura. "Celebramos en ruso, rumano, chino, tagalo, árabe e incluso en el lenguaje de los signos", dice. Y es que, según Comas, hay muchos rumanos, ucranios, polacos y filipinos que se han convertido.

Los Testigos Cristianos de Jehová, que consiguieron la calificación de "notorio arraigo" en 2006, se autofinancian por las donaciones de fieles o de simpatizantes. "En los Salones del Reino hay cajas para dejar dinero de forma anónima y voluntaria", dice Comas, que asegura que ningún miembro de los Testigos Cristianos de Jehová recibe un sueldo por trabajar para la comunidad. "Todos tenemos nuestros trabajos y sacamos unas horas para dedicarlas a la labor que hacemos para los Testigos", explica.

Evangelización

En cuanto a los mormones, la única entidad que tienen en España agrupa unos 150 templos y 50.000 miembros, según Francisco José Ruiz de Mendoza, presidente de la Estaca de Bilbao. "Hace diez años no llegábamos a 20.000", asegura. Para él los factores de este crecimiento son varios. "A raíz de la calificación de notorio arraigo que recibimos en 2003 dejamos de ser considerados una secta y se nos han abierto más puertas. También la inmigración influye. Sobre todo de países como Colombia, Ecuador o Chile", explica Ruiz de Mendoza. "En países de Latinoamérica la gente está más abierta a escuchar nuestro mensaje. Tanto allí como en España. Es importante la evangelización", dice.

Los mormones también se autofinancian por contribuciones privadas. "La ayuda procede de que todos los meses los miembros de la iglesia dedican un día al mes al ayuno. Lo que hubieran gastado en alimentos lo donan", explica el presidente de la Estaca de Bilbao. Las contribuciones son anónimas y voluntarias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de marzo de 2007