CiU demanda detalles de la oferta y luego la descalifica por "frívola"

La oposición reaccionó ayer de forma muy distinta a la oferta del vicesecretario de ERC de ofrecer a CiU la presidencia de la Generalitat si apoya una consulta popular sobre la autodeterminación. En CiU la oferta dio lugar a reacciones distintas: el secretario general, Josep Antoni Duran Lleida, la consideró "una broma"; el portavoz de esta formación y hombre de confianza del líder, Artur Mas, David Madí, la calificó de "sorprendente" y pidió "más detalles y concreción"; y el portavoz parlamentario del grupo, Felip Puig, la tildó de inviable. Entre todas estas declaraciones se produjo un cambio por parte de Xavier Vendrell. En sus primeras declaraciones no había fecha. Por la tarde precisó que proponía que el referéndum se celebrara el 27 de mayo. "Es obvio que no es serio", afirmó un portavoz de CiU, que añadió: "ERC actúa siempre de modo frívolo".

Más información

"Esperamos de ERC y de su dirección más detalles y concreción de su propuesta para saber si se trata de un giro de 180 grados en la estrategia de ERC o bien de una veleidad más de esta formación a la que ya nos tiene acostumbrados", señaló Madí. Para él, "lo que sí parece evidente es que las palabras de Vendrell confirman la preocupación de ERC al reconocer el error estratégico para el país de haber hecho a José Montilla presidente y su intención de taparlo de cara a las municipales".

El PP pide la expulsión

Duran Lleida consideró "una broma" la propuesta de ERC de apoyar a un gobierno presidido por CiU si ésta se compromete a convocar un referéndum de autodeterminación, y lo atribuyó a la "mala conciencia" de los republicanos "por haber votado a Montilla". "La pregunta que cabe hacerse ahora es: ¿por qué a CiU se le exige convocar un referéndum de autodeterminación y, en cambio, a Rodríguez Zapatero o a Montilla no le piden ni la mitad de la mitad de la mitad que eso". El portavoz parlamentario de CiU, Felip Puig, recordó que legalmente "no es posible un referéndum. Así no se avanza", dijo.

Desde el PP, su presidente en Cataluña, Josep Piqué, cargó contra ERC por su propuesta, que es para Piqué "manifiestamente inconstitucional". Para el líder del PP catalán los republicanos deberían ser expulsados del Gobierno de Cataluña si no rectifican. Según Piqué, "una fuerza política como ERC, que hace una propuesta tan manifiestamente inconstitucional como esta, difícilmente puede sostenerse como socio del Gobierno de Cataluña".En su opinión, "el presidente de la Generalitat tiene que exigir una rectificación en toda regla a Esquerra o, en caso contrario, expulsarla del Gobierno", insistió.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 25 de marzo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50