Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El tráfico de drogas en América Latina

"El informe no es un ataque político contra Chávez"

"El informe no es un ataque contra el Gobierno del presidente Hugo Chávez, no es en absoluto una declaración política ni debe interpretarse como tal", dice con vehemencia Edgar Vasquez, uno de los portavoces del Departamento de Estado de EE UU. A pesar de su apellido, no habla ni palabra de español.

"Como dijo Anne Patterson [máxima responsable de la lucha contra el narcotráfico del Departamento de Estado], las autoridades venezolanas han realizado durante años un gran trabajo en la lucha contra el narcotráfico. Las fuerzas de seguridad son de las más preparadas y las leyes que tienen de las más duras, y, francamente, todo eso se detuvo por razones que escapan a nuestra comprensión", explica Vasquez.

-¿Hay posibilidades a corto o medio plazo de que la Agencia Antidrogas (DEA) estadounidense reanude la cooperación con las autoridades venezolanas?

-Nosotros seguiremos buscando la plena cooperación de las autoridades venezolanas para continuar con la lucha contra las drogas, pero, en este momento, ese acercamiento es muy difícil.

El Gobierno venezolano interrumpió el acuerdo de colaboración con la DEA en 2005 y aunque ha habido algún tímido intento de acercamiento a través de un nuevo pacto de ayuda mutua, éste no fue posible ante la escalada de la tensión entre Washington y Caracas. Esa escalada de la beligerancia parece reflejarse en los últimos dos informes del Departamento. En el de 2006 se decía que "Venezuela era uno de los puntos clave del tráfico de drogas procedente de Colombia", y en el de 2007 el país suramericano ya había pasado a ser "una de las principales rutas del Hemisferio Occidental". "La calificación se realiza según las pruebas de las que disponemos", explica Vasquez.

-¿Con Bolivia cuál es el problema?

-En el caso de Bolivia, el panorama es mixto. Aunque por un lado EE UU reconoce el compromiso del Gobierno boliviano en la lucha contra el narcotráfico, por el otro creemos que la decisión de incrementar el área de cultivo de coca va en la dirección equivocada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de marzo de 2007