Touriño y el Gobierno central dan por cerrado el plan de Barreras para Fene

El presidente gallego defiende en Barcelona la "relación bilateral" con el Estado

Con distintos grados de contundencia en la forma, pero con el mismo significado de fondo, el presidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño, y el Ministerio de Economía y Hacienda consideraron ayer definitivamente archivado el proyecto de aprovechamiento privado de activos de Navantia Fene. "Se nos cierra una puerta temporalmente", declaró Touriño en Barcelona, un día después de que la Comisión Europea transmitiese al conselleiro de Industria, Fernando Blanco, la negativa a permitir la construcción civil de buques en el antiguo astillero de la ría de Ferrol.

Más información

"No es una buena noticia el hecho de que el director general de Competencia de la Comisión Europea haya certificado que no hay una viabilidad para el plan, según su criterio y, por lo tanto, se nos cierra una puerta, temporalmente", dijo el presidente gallego, de visita oficial en Barcelona.

El ministerio, en un comunicado hecho público ayer, se limitó a puntualizar que no existe posibilidad alguna de renegociación para que la empresa viguesa Barreras pueda instalarse en Fene. "El responsable de Competencia de la Comisión Europea, Philip Lowe, manifestó al conselleiro de Innovación e Industria, Fernando Blanco, que 'bajo el punto de vista de la Comisión no existe ningún hecho nuevo que justifique la revisión del acuerdo alcanzado con España en 2005' ", reza la nota. Ese acuerdo, recuerda Economía, "evitó la bancarrota del conjunto del grupo Izar y mantuvo la actuación de los astilleros militares españoles, por lo que el astillero de Fene puede continuar su actividad militar, pero no la civil, independientemente de si es privatizado o no".

"La Xunta ha hecho todo lo posible", agregó Touriño, quien, en todo caso, aseguró que su Gobierno "más que nunca, está comprometido con Ferrol, para que haya más carga de trabajo, más empleo y más futuro". "Se utilizarán los terrenos ociosos con proyectos alternativos y complementarios que sirvan para dar pujanza a Ferrol y a la comarca", señaló Touriño en su comparecencia en el Palau de Sant Jordi, sede de la Generalitat de Cataluña, después de haberse reunido con el presidente, José Montilla. El jefe del Ejecutivo gallego aseguró que, en breve, se presentará el plan de reindustrialización de Ferrol. "No estamos parados ni vamos a quedar parados", enfatizó.

El futuro de los terrenos que las sucesivas reconversiones del sector naval han dejado ociosos en la costa de Perlío no fue, sin embargo, uno de los temas de conversación de Pérez Touriño con su colega, compañero de militancia socialista y amigo de antiguo, José Montilla. Según informó el presidente catalán después de hora y media de reunión, ambos coincidieron en el análisis de asuntos como las repercusiones de la Ley de Dependencia promulgada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, que tendrá que ir acompañada de fuertes inyecciones presupuestarias para ser implantada en las comunidades autónomas. También en el desarrollo estatutario, de marcha desigual en Cataluña y Galicia. Touriño expresó además el deseo del Gobierno que dirige en obtener una "relación bilateral" con el Estado como la que recoge el nuevo Estatuto catalán. Según el titular del Ejecutivo gallego, este modelo permitirá "la concertación y la cooperación" con el Gobierno español.

A este respecto, Touriño criticó que actuaciones como la recusación del miembro del Tribunal Constitucional, José Luis Pérez Tremps por parte del PP "pretendan cambiar lo que el Parlament de Cataluña decidió y el Congreso sancionó".

Foro económico

El presidente gallego se había pronunciado ya taxativamente sobre ese asunto a primera hora, a preguntas de los participantes en un desayuno informativo organizado por el Foro por la Nueva Economía, al que asistieron los responsables de Economía de Galicia y Cataluña, José Ramón Fernández Antonio y Antoni Castells. El presidente gallego calificó la política del PP como la estrategia del "todo o nada" y responsabilizó al grupo de la oposición de crear una situación "de extraordinaria dificultad" al practicar el juego político "de las amenazas a España".

Touriño desgranó la que consideró positiva marcha de la economía gallega y aseguró a los empresarios gallegos y catalanes presentes que, en materia de infraestructuras "a Galicia no la reconocerán en los próximos cinco años".

Pérez Touriño y José Montilla, ayer en Barcelona.
Pérez Touriño y José Montilla, ayer en Barcelona.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 02 de marzo de 2007.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50