Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El BBVA invertirá otros 1.000 millones en el grupo chino Citic

El BBVA invertirá alrededor de 1.000 millones de euros más en ampliar sus participaciones en el China Citic Bank (CNCB), del 5% al 10%, y en el Citic International Financial Holdings (CIFH), del 15% al 35%, según explicó ayer Francisco González, presidente de la entidad española, en Pekín. "China es una de las prioridades del banco", afirmó.

El máximo directivo de la entidad española, que acudió a China acompañado del consejero delegado José Ignacio Goirigolzarri, aseguró que el calendario no está fijado, pero dijo que espera que la compra se realice a finales de este año o principios de 2008, una vez que Citic Bank haya efectuado la OPV (oferta pública de venta) que tiene prevista en Hong Kong, y que, según dijo, tendrá lugar "en los próximos dos meses".

El montante y el precio de esta colocación no han sido decididos, pero, según el periódico de la Bolsa de China, la operación podría captar entre 2.800 y 3.000 millones de dólares.

González ha estado dos días en Pekín, donde, el jueves, BBVA y el grupo Citic sellaron la alianza anunciada en noviembre pasado, por la cual el banco español tomó el 5% del CNCB, con sede en Shanghai, y el 15% del CIFH, el brazo financiero del conglomerado asiático fuera de China continental, con sede en Hong Kong; una operación por la que pagó un total de 989 millones de euros.

El ejecutivo afirmó que Asia, junto con Estados Unidos, es una de las prioridades absolutas del segundo banco español en su proceso de conversión de un grupo multinacional a uno global. Y reconoció que la fuerte presencia de la compañía española en Latinoamérica fue uno de los principales factores que decidió a las autoridades chinas a elegirla como socio. La alianza con Citic excluye India, donde González aseguró que están "buscando oportunidades".

El grupo Citic, creado en 1979 por orden de Deng Xiaoping -el arquitecto de la reforma económica china-, es el buque insignia del Estado para canalizar las inversiones públicas fuera de sus fronteras.

Respecto a otras posibles adquisiciones, González señaló que el grupo no tiene prisa, ya que debe digerir las recientes compras en China y Estados Unidos. El mes pasado, BBVA acordó pagar 9.600 millones de dólares por el banco estadounidense Compass Bancshares. "Nuestro objetivo es ser un banco global, pero no tenemos prisa", dijo. Las especulaciones sobre la posibilidad de que el grupo español adquiera un banco europeo han crecido desde que perdió la batalla por el italiano BNL en 2005. Según The Business, podría estar estudiando hacerse con Alliance & Leicester.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de marzo de 2007