Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 44,74% de los votos de rechazo al Estatuto fueron de simpatizantes del PP

El 44,74% de los votos de rechazo en el referéndum sobre la reforma del Estatuto de Andalucía pertenecieron a votantes del PP en las últimas elecciones autonómicas. Esta cifra dobla al porcentaje de votantes socialistas, aunque éste no es menospreciable, y hasta un 21,05% de los que se opusieron al nuevo Estatuto (206.000 electores en total), votaron al PSOE en las elecciones de 2004. Sin embargo, el porcentaje de votantes que apoyaron la reforma (unos 1.900.000 electores) se invierte, y sólo el 10% corresponde a votantes del PP, y hasta un 61% pertenece a votantes del PSOE, y sólo un 7% a votantes de IU.

El estudio realizado por el Centro de Análisis y Documentación Política Electoral de Andalucía (Cadpea) de la Universidad de Granada conocido ayer, desglosa tras una completa encuesta telefónica de 1.200 entrevistas los números y razones que argumentan el apoyo mayoritario y la escasa participación en el pasado referéndum. El sondeo se puede consultar en www.cadpea.org.

El estudio destaca que la alta abstención registrada de un 64% se debió a la falta de información sobre el texto de reforma, y no al conformismo de los votantes ante la previsible victoria del sí. A pesar del apoyo de los partidos y la campaña realizada, el 41% de los encuestados apuntó como razón fundamental la carencia de información, y sólo un 4,4% alegó que estaba muy claro el resultado, y que su voto no sería útil. "La abstención no se produjo porque el resultado ya se sabía de antemano y no había ninguna incertidumbre", aclaró el director del Cadpea, Juan Montabes.

Los simpatizantes de los partidos tuvieron un comportamiento opuesto con respecto al Estatuto a la hora de acudir a los colegios electorales. Si el 65% de los simpatizantes del PP se abstuvieron y sólo el 34% acudió a votar, el 64% de los simpatizantes socialistas declara que ejerció el voto, mientras que el 35% se quedó en casa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de marzo de 2007