_
_
_
_
_

Las salidas de emergencia de la nueva M-30 no están operativas

IU critica la inauguración de tramos sin concluir

Jesús Sérvulo González

El pasado martes, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, inauguró a bombo y platillo un nuevo tramo del túnel de la M-30. Se trata del primer ramal del proyecto Madrid Río. Una zona que transcurre entre el estadio Vicente Calderón y el paseo del Marqués de Monistrol. El alcalde anunció que el túnel contaba con las más estrictas medidas de seguridad. Pero varias de las 18 salidas de emergencia del subterráneo no están habilitadas.

En el tramo que transcurre entre el estadio del Atlético de Madrid y el puente de Segovia hay seis salidas de seguridad. Pero en cuatro la puerta de salida al exterior está bloqueada por vallas metálicas. En las otras hay andamios en medio de las pronunciadas escaleras de salida que impiden una evacuación rápida. Ayer por la tarde, estos seis accesos de evacuación presentaban problemas. Los portones de salida no funcionaban. Tampoco están habilitadas las zonas de presurización. Una pequeña sala entre el acceso al túnel y la escalera de salida. Esta zona sirve para frenar el fuego y el humo en caso de incendio, además, están contempladas en el proyecto.

Un portavoz de IU calificó ayer de "irresponsable y temerario" que el alcalde "vuelva a inaugurar un tramo de túnel de la M-30 sin que estén operativas las obligatorias salidas de emergencia".

10 accesos de evacuación

Por su parte, un portavoz municipal aseguró que el túnel dispone de grandes medidas de seguridad y recordó que cuenta con un sistema antiincendios muy avanzado. "La mayoría de las salidas están en perfecto funcionamiento", precisó. Y agregó: "Los ciudadanos quieren que los servicios entren en funcionamiento en cuanto estén terminados".

El Ayuntamiento de Madrid informó de que este tramo cuenta con 18 salidas de emergencias. Pero según IU, "en la zona que está abierta, de entrada (sentido norte), sólo hay 10 accesos de evacuación. El resto corresponde al tramo de salida (sur) que aún no está inaugurado", explicó.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El túnel recién inaugurado mide 2,2 kilómetros y transcurre paralelo al río Manzanares. Las obras de construcción de este subterráneo se han prolongado durante más de 20 meses y han obligado a cerca de 100.000 conductores a circular paralelos a la avenida de la Virgen del Puerto. Este ramal del soterramiento de la M-30 ha costado 237,4 millones de euros.

La concejal de la coalición de izquierdas responsable en materia de Medio Ambiente de IU, Concha Denche, indicó que "las fotos de las inauguraciones están muy por debajo en importancia de la seguridad, tanto de los empleados de la obra como de los pasajeros de los vehículos que circulan por el túnel". Y acusó a Gallardón de "aumentar la temeridad ante la cercanía de las elecciones".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Jesús Sérvulo González
Redactor jefe de Economía y Negocios en EL PAÍS. Estudió Económicas y trabajó cinco años como auditor. Ha cubierto la crisis financiera, contado las consecuencias del pinchazo de la burbuja inmobiliaria, el rescate a España y las reformas de las políticas públicas de la última década. Ha cursado el programa de desarrollo directivo (PDD) del IESE.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_