Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Una tele para 'vender' Madrid

El canal digital del Ayuntamiento empieza a emitir con la promesa de ignorar la política y centrarse en la promoción turística

"Apaga la tele, enciende Madrid". Es el paradójico lema de esMADRIDtv, el primer canal de televisión del Ayuntamiento de la capital. Desde las 13.15 de ayer puede sintonizarse en el canal 50 de la televisión digital terrestre, aunque el objetivo del gobierno municipal es que los espectadores -madrileños y, sobre todo, turistas- la vean sólo un rato y luego salgan zumbando a comer en los restaurantes, comprar en las tiendas, visitar los museos y pasear por las plazas que han visto promocionados en la pantalla. No es un canal de entretenimiento; no habrá películas, series ni informativos. Sólo un gran bucle de reportajes repetidos sobre lo bonito que es Madrid. Sólo promoción.

"No será la televisión del gobierno, ni siquiera del Ayuntamiento. Será de la ciudad", prometió el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, en un acto multitudinario de bautizo que congregó en el parque del Retiro a cargos municipales, representantes de la moda, la gastronomía, los empresarios, el cine o la arquitectura. Una hora y cuarto de discursos y vídeos de presentación de la criatura en la que unos y otros se felicitaron de lo bonita, abierta y llena de posibilidades para el consumo que es Madrid y se juramentaron para hacérselo entender a todo el mundo a través de la nueva televisión.

Gallardón asegura que se hablará de todo tipo de establecimientos, aunque ayer estaban sólo los caros

esMADRIDtv emite las 24 horas del día, los siete días de la semana; pero, en realidad, de contenidos nuevos sólo hay cuatro horas diarias: después, esos mismos reportajes se van repitiendo en un bucle que únicamente se interrumpe en tres momentos: a las 9.00, las 13.00 y las 21.00 se emite la "agenda del día", 15 minutos con la programación recomendada de ocio en Madrid.

Doce áreas temáticas articulan los contenidos: Vida, Noche, Diversión, Arte, Cielo, Compras, Economía, Educación, Naturaleza, Gastronomía, Tradición e Historia. Todo disponible en dos idiomas -español e inglés- y en formato panorámico, como el del cine. Además, una pantalla gigante ha sido colocada en la plaza de Callao y emitirá imágenes del canal, sin audio, de ocho de la mañana a diez de la noche durante los próximos tres meses; si eso contraviene o no la nueva ordenanza, en tramitación, que prohíbe los anuncios luminosos en el centro es algo que ayer no aclararon desde el Ayuntamiento. "La ordenanza aún no está aprobada", se limitó a señalar una portavoz. esMADRID.tv cuesta a las arcas municipales seis millones de euros al año.

Ruiz-Gallardón aseguró que el "discurso político" queda excluido de la nueva televisión, y reiteró lo ya dicho otras veces: que ni él ni nadie del gobierno -ni, por tanto, propaganda sobre las acciones de su gobierno- saldrán en pantalla. "Es la primera televisión pública que se crea sólo para promocionar la ciudad, y estará al servicio exclusivo de los ciudadanos", insistió.

En la oposición no se lo acaban de creer: la portavoz de IU, Inés Sabanés, adelantó que su grupo exigirá "mecanismos de control para evitar la tentación de convertir la televisión municipal en un órgano de propaganda poco antes de las elecciones". "No nos fiamos", advirtió. El socialista Pedro Sánchez fue más allá: sentenció que esMADRID.tv "es un órgano de propaganda" porque está gestionado por la empresa pública Promoción Madrid, presidida por el consejero delegado de Economía, Miguel Ángel Villanueva. "En Barcelona también es así: allí la televisión local la preside el alcalde", respondió Villanueva.

Ni el consejero delegado ni el alcalde aclararon con qué criterio serán seleccionados los restaurantes y tiendas que saldrán recomendados en la televisión local, aunque ambos prometieron que los habrá "de todo tipo y para todos los bolsillos". Ayer, sin embargo, sólo estuvieron presentes -en persona y en los vídeos- los más célebres, modernos y caros: Sergi Arola, Lucio, el diseñador Lomba o las tiendas de Loewe.

Villanueva abrió los discursos proponiendo al público un ejercicio de imaginación lleno de cifras: "Imaginen una ciudad con tres millones de habitantes de noche y cinco millones de día, seis millones de turistas al año, 76.000 plazas hoteleras, 185 nacionalidades, 79 museos, más de 60 teatros, más de 100 cines, 51.000 comercios, seis universidades, 658 jardines y más árboles que ninguna otra después de Tokio, 2.825 restaurantes, 2.000 monumentos... Esa ciudad es Madrid, y será la ciudad que muestre esMADRIDtv".

Después subieron al estrado el cocinero Arola, catalán afincado en Madrid, la ciudad "cómplice"; el diseñador Lomba -"Madrid está de moda, la moda vive en Madrid"-; y el presidente de la Cámara de Comercio y de la patronal Ceim, Gerardo Díaz Ferrán, que se dejó llevar por el entusiasmo y cubrió a Ruiz-Gallardón de elogios. "Gracias por hacernos este regalo en el día en que nosotros deberíamos hacerte el regalo a ti", concluyó. El alcalde cumplía ayer 48 años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de diciembre de 2006