Dopaje | Operación Puerto

El juez pide ayuda judicial a 10 países

El juez Antonio Serrano está preparando ya el envío de comisiones rogatorias (petición de ayuda judicial) a diez países y de exhortos a más de una decena de ciudades españolas para que se interrogue a los más de 50 ciclistas supuestamente tratados por la trama que encabeza el médico canario Eufemiano Fuentes. Los países a los que se van a enviar las comisiones rogatorias son Polonia, Australia, Austria, Italia, Colombia, Costa Rica, Suiza, República Checa, Portugal y Estados Unidos. Aunque es alemán, en Suiza reside, por ejemplo, Jan Ullrich; en Italia, Ivan Basso, y en Estados Unidos, Tyler Hamilton. El juez va a enviar a sus colegas españoles -los que tengan jurisdicción en las zonas de residencia de los ciclistas- y extranjeros un cuestionario con tres preguntas básicas, que serán las mismas para todos los ciclistas.

-1. ¿Qué relación mantiene o ha mantenido con los imputados?

-2. ¿Qué tipo de tratamiento ha recibido de su parte, si es que ha recibido alguno?

-3. ¿Ha tenido usted problemas de salud graves a raíz de los tratamientos aplicados por los imputados?

Los ciclistas serán citados en calidad de testigos, por lo que no tendrán que ir acompañados de abogado. Los letrados de los inculpados en la Operación Puerto están estudiando la posibilidad de turnarse entre ellos para asistir a los interrogatorios de los ciclistas.

Fuentes judiciales señalan que la actual fase será la más larga de la instrucción del sumario, puesto que hay que esperar a que jueces de países lejanos citen a los corredores, les tomen declaración con esas preguntas y luego las remitan a Madrid.

Los dos primeros ciclistas llamados a declarar lo hicieron ayer ante el juez Antonio Serrano. Se trata de los dos que residen en Madrid: el corredor del Astana Alberto Contador Velasco, y el del equipo Relax-Gam Jesús Hernández Blázquez. Al interrogatorio de ambos asistió la fiscal adscrita al juzgado instructor de la Operación Puerto. En este caso, la fiscal se salió del esquema y formuló algunas preguntas al margen del cuestionario. La fiscalía quería que, aparte de las citadas tres preguntas, el juez Serrano pidiera a sus colegas que, tras el interrogatorio, ofrecieran a los ciclistas la posibilidad de someterse voluntariamente a la prueba del ADN para descartar o no que les pertenezca alguna de las más de 200 bolsas de sangre decomisadas por la Guardia Civil. El juez ha rehusado tramitar esa petición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de diciembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50