Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva suspensión de juicio a la plataforma Salvem el Desert

La empresa intenta evitar la vista ante la protesta de los ecologistas

La empresa Necso busca sacar el conflicto de la vía Cabanes-Oropesa de los juzgados, a los que presentó varias denuncias contra ecologistas que paralizaron las obras. Tras pedir la suspensión en otros casos, Necso forzó ayer el aplazamiento del juicio contra otros tres miembros de la Plataforma Salvem el Desert con el argumento de que presentará un recurso sobre la prescripción del supuesto delito. A las puertas, se mantuvo la protesta.

Los conservacionistas aseguran que la carretera favorecerá a los promotores

Según un portavoz del colectivo conservacionista, Javier Larraui, Necso presentó el escrito para pedir la prescripción del presunto delito del que se les acusaba en la denuncia que la propia empresa presentó contra los ecologistas. Las vistas orales, acompañadas de protestas de la plataforma, suponen un mala publicidad para la constructora.

Adjudicataria de las obras del polémico vial Cabanes-Oropesa, Necso denunció en noviembre de 2004 a varios miembros de la plataforma por impedir el trabajo de las máquinas en un tramo del trazado. Días después, el Juzgado de Instrucción número 2 de Castellón dictaminó la paralización cautelar de la obra, "lo que comportaba el reconocimiento de que los miembros de la Plataforma Salvem el Desert trataban de evitar la consumación de un delito ecológico", según explicaron fuentes del colectivo. Después llegó la absolución de varios ecologistas, lo que ha llevado a Necso a intentar cerrar los casos abiertos.

Necso ya había solicitado, en varias ocasiones, la suspensión de los juicios abiertos contra la plataforma ecologista después de que, en octubre de 2005, el juez absolviera a los primeros conservacionistas que se sentaron en el banquillo de la falta de coacciones de la que se les acusaba al provocar la paralización de las obras e impedir la marcha normal de las máquinas. En aquella ocasión, la Generalitat, que adjudicó la obra, se presentó como acusación aunque el tribunal entendió que no tenía potestad para presentarse puesto que no había presentado ninguna denuncia sobre los hechos, pese a ser la perjudicada en la paralización de esta obra pública.

Antes de que ayer se iniciara la vista oral, una veintena de componentes de la Plataforma Salvem el Desert se concentraron en la puerta de la Ciudad de la Justicia de Castellón para protestar por un enjuiciamiento que consideran "injusto". Además, para la plataforma con la presentación en los ayuntamientos de Cabanes y Oropesa de los proyectos de "macrourbanización", en los que el vial es una de sus columnas vertebrales, "queda de manifiesto que la elección de la carretera por la opción sur no obedece a una mejora en la comunicación entre pueblos, sino a favorecer con dinero público los intereses privados de los promotores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de diciembre de 2006