Reportaje:El cambio climático en la región

Manual de la energía limpia

Las viviendas pueden contar ya con paneles solares térmicos o fotovoltaicos para calentar el agua y producir calefacción

- ¿Qué diferencias hay entre la energía solar térmica y la fotovoltaica? La energía solar térmica sirve para calentar agua para diversos usos, apoyar el sistema de calefacción, calentamiento de piscinas, procesos industriales con calentamiento de agua u otros fluidos, así como para producir frío para la climatización en combinación con máquina de absorción. La energía solar fotovoltaica se usa para generar energía eléctrica. Según las últimas estimaciones disponibles, a finales de 2005 había en Madrid alrededor de 58.000 metros cuadrados de paneles solares térmicos, con los que se puede suministrar el 60% del agua caliente que usan unas 3.625 familias.

- ¿Para qué se utiliza la energía solar? Hay dos tipos de aprovechamiento de la energía solar: para producir energía térmica (básicamente, agua caliente sanitaria y calefacción) y para convertir la radiación solar en electricidad, mediante la denominada tecnología fotovoltaica.

Más información

La energía solar térmica consiste en el aprovechamiento de la radiación que proviene del sol para: producir agua caliente para consumo doméstico o industrial, climatizar piscinas, calefacción de hogares, hoteles, colegios, fábricas...

- ¿Cuánto cuesta adaptar una vivienda? El coste medio de cada metro cuadrado, ya instalado, de panel solar térmico es de unos 780 euros. Si se considera una instalación media por vivienda de seis metros cuadrados de superficie, el coste de adaptar una vivienda para calentar el agua con energía solar térmica es de 4.700 euros, según la Comunidad de Madrid.

- ¿Qué impacto ambiental tiene la energía solar? Esta energía es limpia, no produce emisiones de efecto invernadero ni tampoco favorece la destrucción de la capa de ozono. Las aplicaciones de la energía solar alcanzan todo tipo de instalaciones, tanto en edificios de viviendas, en pymes o grandes instalaciones industriales.

- ¿Con estos sistemas es necesario tener otros más convencionales? La energía solar es siempre una instalación de apoyo a la instalación convencional, ya que en días no soleados la producción de energía solar térmica es muy baja.

Las instalaciones de energía solar térmica normalmente cubren el 60% de las necesidades energéticas para producir el agua caliente sanitaria necesaria. Los sistemas solares térmicos y los fotovoltaicos son técnicamente independientes entre sí, es decir, de un mismo panel no se puede obtener al mismo tiempo calor y energía eléctrica.

Para poder obtener simultáneamente estas dos energías es preciso instalar dos sistemas distintos, uno térmico y el otro fotovoltaico.

- ¿Me quedaré sin agua caliente cuando no haya sol? Los colectores solares no sólo captan los rayos del sol durante los días despejados. La radiación difusa existente durante los días nublados también es aprovechada, pero a un rendimiento menor que en circunstancias favorables. Durante los periodos de clima adverso, el acumulador se encarga de mantener el agua a temperatura constante sin apenas producirse pérdidas de temperatura.

Sin embargo, en caso de largos periodos de clima adverso, este tipo de instalaciones recurren a sistemas de apoyo alimentados mediante energías convencionales (gas, electricidad, gasóleo, etcétera) que, en caso de necesidad, aportan la temperatura óptima para su uso. Es decir, los paneles fotovoltaicos generan electricidad incluso en días nublados, aunque su rendimiento disminuye.

- Ayudas. La Consejería de Economía de la Comunidad de Madrid cuenta, a través de la Dirección General de Industria, Energía y Minas, con un Plan Renove de Aparatos Domésticos de Gas, que establece incentivos para la sustitución de calderas, calentadores y aparatos de cocción de más de 10 años de antigüedad o que presenten problemas de seguridad por otros nuevos, con objeto de mejorar la seguridad de estas instalaciones y, adicionalmente, incrementar su eficiencia energética y reducir su incidencia contaminante.

El Gobierno regional facilita, por calderas estancas, 135 euros y 90 por las atmosféricas, así como 85 euros por calentador estanco y 25 por atmosférico. Por aparatos de cocción son 40 euros. Las compañías de gas natural, Repsol Butano y Cepsa aportan otra cantidad como mínimo igual a la de la Comunidad, y a veces superior.

También se subvenciona la compra de electrodomésticos blancos con 80 euros, son aquellos de la denominada clase A que pueden llegar a consumir hasta un 50% menos que los de tipo medio.

La Consejería de Medio Ambiente ofrece el cheque-vivienda sostenible, que tiene una cuantía de hasta el 1% del precio máximo de venta de las viviendas, con un límite máximo de 2.400 euros por casa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 11 de noviembre de 2006.

Lo más visto en...

Top 50