X
Privacidad y Cookies

Utilizamos Cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio y experiencia de usuario.

¿Permites el uso de tus datos privados de navegación en este sitio web?

La Comunidad concede ayudas a dedo a asociaciones de víctimas afines al PP

La organización de Pilar Manjón se queda sin subvención por segundo año consecutivo

El Gobierno regional repartirá en 2007 unos 800.000 euros entre distintas organizaciones de víctimas del terrorismo, según el proyecto de Presupuestos. No hay convocatoria pública, sino que la Comunidad negocia con las organizaciones los proyectos que éstas le presentan. La AVT y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M -ambas afines al PP- recibirán 149.000 y 240.000 euros, respectivamente. La Fundación Víctimas del Terrorismo percibirá 400.000 euros. Por segundo año queda fuera la Asociación 11-M. Afectados por Terrorismo, que preside Pilar Manjón.

Manjón ha dirigido una carta a la presidenta regional, Esperanza Aguirre, en la que le reclama "el mismo trato" que a las otras asociaciones de víctimas. "Quedamos a su disposición para poder presentarles los proyectos que llevamos a cabo, con el fin de que puedan tenerlos en cuenta a la hora de planificar los presupuestos del ejercicio 2007", concluye la misiva.

Manjón precisó sobre su petición: "Lo único que queremos es que nos trate igual que al resto, porque también somos ciudadanos de Madrid. Las ayudas que da la Comunidad a las otras asociaciones no salen en el boletín oficial ni las publicita". También ha enviado la carta a los grupos parlamentarios de la Asamblea, para solicitarles que pidan enmiendas a los Presupuestos con el fin de que incluyan a su organización.

Esta situación se produjo también el año pasado, entre las protestas de la oposición. Entonces la fundación recibió algo más de 98.000 euros; la AVT fue subvencionada con unos 73.000 euros, y la tercera asociación, con 240.000 euros.

Manjón recordó que su asociación es la única que puede demostrar que todos sus miembros -cuenta con 1.035- son víctimas reconocidas por el Estado, porque su libro de socios fue auditado para poder personarse como parte en el juicio del atentado del 11-M que investiga la Audiencia Nacional. La AVT cuenta con unos 300 socios, mientras que la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M asegura que tiene unos 500 afiliados.

Presentar un proyecto

Un portavoz del Gobierno regional explicó que para recibir ayudas la organización de Manjón sólo tiene que presentar un proyecto, como han hecho las otras asociaciones. "Bastaría con que alguien de la asociación se pusiera en contacto con el Gobierno regional y expusiera sus necesidades", aseguró. Manjón replica que no ha presentado ningún proyecto porque no sabe a qué consejería dirigirse, ni en qué plazos ni en qué condiciones.

"Existen líneas de financiación a través de convenios con las otras asociaciones. Pero no se hace distinción", recalcó el portavoz regional, que puntualizó que el objetivo de las subvenciones "no es sufragar a las asociaciones, sino a las víctimas".

Las otras organizaciones confirmaron que el dinero que reciben es a través de convenios firmados con la Administración regional, sin acudir a convocatorias públicas, como ocurre en el caso de las subvenciones estatales. Las ayudas que estas organizaciones recibirán del Ministerio de Interior fueron convocadas en una orden del 7 de marzo y, tras presentar sus proyectos, adjudicadas en otra orden publicada el 4 de noviembre en el BOE.

"El convenio implica que les presentamos una serie de proyectos a lo largo del año que se van a pagar con ese dinero", explicó un portavoz de la Fundación Víctimas del Terrorismo. El año próximo ésta recibirá 102.000 euros de la Consejería de Presidencia y otros 300.000 euros a cargo de la de Justicia e Interior, según los presupuestos. El gerente de la AVT, José Antonio Rubio, explicó que este año han presentado un proyecto denominado Encuentros Madrid, que incluye actividades de habilidades sociales, educación emocional, informática o talleres de cocina por valor de 73.000 euros. En los presupuestos consta que percibirán 149.505 euros de Presidencia.

Desde la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, que recibirá la misma cantidad que el año pasado, explicaron que presentan sus proyectos "en función de las necesidades" de sus representados y que es el Gobierno regional el que decide si les da o no subvención, según un portavoz.

"El problema es que aquí no hay convocatoria pública", dijo la diputada de IU Reyes Montiel. "Las razones que aduce el Gobierno de Aguirre es que no presentan un proyecto, pero sólo se sientan para acordar una partida económica con las organizaciones que les son cómodas".

"Destinan un montante global, y luego, durante el año, cada consejería saca una orden con las bases para conceder las subvenciones", aclaró. "Manjón no tiene ninguna orden, ni plazo, ni criterios, que le permita presentar un proyecto, sino que depende de la voluntad del Gobierno". La diputada añadió que el año pasado, cuando ocurrió lo mismo, su grupo reclamó al Gobierno que presentara el proyecto de la AVT. Aún no ha sido entregado a la Asamblea.

Financiación sin reglas

Las ayudas públicas a las víctimas del terrorismo no son el único caso en el que el Gobierno regional ha asignado a dedo partidas económicas para organizaciones sin ánimo de lucro.

En el proyecto de Presupuestos que acaba de aprobar el Ejecutivo de Esperanza Aguirre figura una partida, a cargo de la Consejería de Justicia e Interior, destinada a la Asociación Dignidad y Justicia. Ésta percibirá 60.000 euros, en teoría destinados a "organizar una serie de conferencias por diversas localidades en la Comunidad de Madrid, con el objetivo prioritario de sensibilizar a los ciudadanos de la región sobre la problemática de las víctimas del terrorismo".

La página web de la organización indica que fue "creada exclusivamente para el apoyo al macrojuicio contra los aparatos políticos, mediáticos, culturales, económicos y de masas de la organización criminal ETA".

Una portavoz de esta consejería justicó la partida en que el Gobierno regional entiende que los fines de la asociación son "muy dignos y respetables" y a que "ejerce una proyección social importante". También Educación destina, como el año pasado, 20.000 euros para el Foro de Ermua, otra de las asociaciones que se oponen al Gobierno central en materia de terrorismo. Según explicó el consejero Luis Peral, la ayuda va destinada a repartir en los colegios madrileños las publicaciones de la organización. La justificación de Peral en la Asamblea fue que el Gobierno vasco les había denegado la subvención. Como ya ocurrió el año pasado, Educación destinará en 2007 una partida menor (18.000 euros) a las ayudas a las actividades de los alumnos.

"No es una cuestión de si los fines de las organizaciones son dignos. El problema es que no hay un mecanismo transparente para conceder las ayudas", subrayó la diputada de IU Reyes Montiel. "En vez de un concepto clientelar de las ayudas, debería hacer órdenes de subvenciones amplias y en función de criterios objetivos". Estas ayudas sirven de instrumento político para "boicotear al Gobierno central".