Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Puerto Triana elegirá el diseño de su torre entre proyectos de cinco estudios

El concurso, con Zaera, Isozaki y Pelli, se resolverá en un mes

El presidente de El Monte, Antonio Pulido, desveló ayer en Sevilla los proyectos de los cinco estudios de arquitectura que han aceptado participar en el concurso convocado por la sociedad Puerto Triana para construir una torre en La Cartuja. El madrileño Alejandro Zaera, el norteamericano César Pelli y el estudio Arquitectónica de Bernardo Fort-Brescia estaban ya en la lista inicial de ocho estudios. Se suman al concurso por construir el edificio más alto de Andalucía los franceses Valode&Pistre y el japonés Isozaki.

La sociedad Puerto Triana -cuyos socios son las cajas de ahorros El Monte (75%) y San Fernando (25%)- contactó en verano con ocho estudios parara invitarles a un concurso de ideas para diseñar un "edificio emblemático" en la zona sur de La Cartuja. Entre los que finalmente no participarán se encuentran los cuatro profesionales que cuentan con el Premio Pritzker -el galardón internacional más importante en arquitectura- como el navarro Rafael Moneo, el italiano Renzo Piano, el chino nacionalizado estadounidense Leoh Ming Pei y el británico Norman Foster. Tampoco estará en el concurso el estudio SOM fundado en Chicago en 1936 por Louis Skidmore.

El presidente de El Monte, que presentó los cinco proyectos junto al presidente de Puerto Triana, Manuel Trujillo, indicó que el concurso se resolverá en diciembre y las obras empezarán en abril. Pulido indicó que Puerto Triana estará asesorada en su decisión final por un equipo de expertos.

De 120 a 225 metros

El proyecto, que tiene un plazo de construcción de tres años, prevé que el 85% de la superficie se dedique a oficinas de "alta calidad" que Puerto Triana explotará mediante alquiler. Los arquitectos que se presentan han ajustado sus propuestas a un presupuesto máximo de 140 millones. En cuanto a los proyectos, la firma norteamericana Arquitectónica prevé una planta de servicios complementarios de 22.600 metros cuadrados y un rascacielos de 225 metros de alturas con una superficie construida de 58.600 metros cuadrados. Una torre de la misma altura y con 44.669 metros cuadrados construidos prevé el japonés Isozaki, que proyecta una planta de servicios complementarios de 16.000 metros.

Foa Zaera, apuesta por una altura de 187 metros con una superficie construida de 66.320 metros cuadrados y una planta de servicios complementarios de 19.000 metros cuadrados. El argentino Pelli plantea levantar un rascacielos de 178 metros de altura, con una superficie construida de 46.550 metros cuadrados y una planta de servicios complementarios de 20.000 metros cuadrados. La torre de menor altura corresponde a Valode & Pistre, que prevé levantar cuatro edificios conectados mediante pasarelas, de 57.500 metros cuadrados y 120 metros de altura, a los que se superpone una antena de 220 metros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de noviembre de 2006