Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE denuncia el abandono de El Toyo, 15 meses después de los Juegos Mediterráneos

Los socialistas reclaman que se dé uso a las parcelas de interés público de la urbanización

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Almería denunció ayer el abandono que padece la flamante urbanización de El Toyo, ubicada en plena bahía de Almería y construida con motivo de los Juegos Mediterráneos. El PSOE culpa al equipo de gobierno (PP y GIAL) del escaso desarrollo de los espacios públicos: 15 meses después del fin de los Juegos, la Plaza del Mar está todavía sin locales de ocio y hostelería y el Centro Polivalente, que costó más de 12 millones de euros, no tiene ningún uso. El edil de Urbanismo, Juan Megino, opuso que estos proyectos están en tramitación.

Hace un año que el pleno de la Corporación dio luz verde a tres expedientes administrativos para desarrollar espacios públicos en la urbanización de El Toyo, en la que hay 700 viviendas habitadas (las que pertenecían a la villa olímpica) y tres hoteles en funcionamiento. Uno de esos expedientes consistía en la concesión y explotación del edificio polivalente, que fue la sede central del comité de los Juegos Mediterráneos durante las competiciones deportivas y que en la actualidad permanece sin ningún tipo de actividad y cerrado.

El segundo expediente se inició para una concesión administrativa en la que se cedía una parcela pública a un empresario que quería promover un centro de salud y deporte. El último proyecto era para otro promotor que había solicitado la creación de un centro de carácter lúdico y de ocio. "Esos tres expedientes se aprobaron inicialmente por el PP y GIAL y un año después siguen en el limbo administrativo", denunció ayer el viceportavoz de PSOE en el Ayuntamiento, Joaquín Jiménez.

Para los socialistas, "lo peor de todo" es que desde el cierre de la oficina de la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) no ha habido ninguna promoción específica para la urbanización de El Toyo, que es la única urbanización turístico-residencial que tiene el territorio municipal. La Plaza del Mar, otro hito simbólico de la Villa Mediterránea, no verá hasta el verano próximo movimiento de ningún servicio de ocio y hostelería. "Han tardado más de año y medio en realizar el procedimiento negociado para que esos locales sean explotados", indicó Jiménez.

"El equipo de gobierno se ha limitado a recaudar los fondos de la enajenación de suelo público allí por importe de 300 millones de euros brutos. Se tenía que haber reinvertido ese dinero tanto en el casco antiguo como en la urbanización", remachó el dirigente socialista.

Megino negó con rotundidad el abandono denunciado por la oposición. "Dentro del suelo de interés público y social de El Toyo hay 13 parcelas y el plan parcial contempla que puedan asentarse actividades sanitarias, educativas, comerciales, religiosos o recreativas. Y algunas ya están desarrolladas, como el colegio, la Ciudad Digital... El resto, irán de forma progresiva", explicó el edil del GIAL, quien argumentó que "algunas" de las empresas que iban a ubicarse en El Toyo han retrasado sus planes de instalación para adaptarse a la nueva normativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de noviembre de 2006