Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez paraliza en Armilla un centro comercial que promueve un imputado en Marbella

El Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de Granada ha paralizado de forma cautelar las obras del centro comercial Nevada que promueve en Armilla (Granada) el empresario Tomás Olivo, imputado en la operación Malaya. El auto judicial responde a un recurso que interpuso la Junta contra el acuerdo por el que el Ayuntamiento de Armilla otorgó licencia de obras para la construcción del centro comercial.

Según el auto judicial en el proyecto se han detectado indicios de "incumplimientos graves del ordenamiento urbanístico". La juez basa su decisión en los informes de la Delegación provincial de Obras Públicas y en el emitido por el arquitecto municipal de Armilla, que advertían posibles irregularidades en el proyecto. El auto explica, siguiendo el informe de Obras Públicas, que el edificio se está construyendo sobre suelo destinado a equipamientos y espacios libres. Además, supera la edificabilidad y la altura máxima permitida y proyecta aparcamientos al aire libre en suelo no urbanizable.

La juez considera que al suspender las obras "se protege el interés público por encima del interés de los particulares a concluir unas obras empezadas". Según la magistrada, permitir la continuación de los trabajos supondría "dar una apariencia de tolerancia hacia la ilegalidad de fenómenos urbanísticos irregulares, a parte del daño grave que supone la destrucción de riqueza cuando un edificio totalmente acabado sea preciso demolerlo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de noviembre de 2006