"Lograr el objetivo compensa el esfuerzo"

La Junta de Andalucía abrió en 2001 el ciclo de formación profesional Elaboración de Aceites y Jugos en el Instituto Montes Orientales de Iznalloz (Granada). Cuenta con diez alumnos por año y más de la mitad encuentran un puesto de trabajo al completar los dos años de formación.

Sin embargo, la demanda de este ciclo ha bajado. "Es una situación bastante compleja. Todo lo que sucede en la comarca influye en el número de alumnos que se matricularán en los cursos. Hace dos años hubo una terrible helada en la zona que terminó con gran parte de la aceituna. Aquella tragedia para la economía de la zona todavía se nota. Con la helada nacieron ciertos reparos con respecto a una profesión que puede depender de los cambios climáticos", señala José Antonio Quijada, profesor del ciclo.

"El nivel al principio es muy bajo, aunque es una satisfacción enorme ver cómo van avanzando primero con pasos pequeños y después a un ritmo mucho mayor. Cuando al final se logra el objetivo, que logren un puesto de trabajo, la satisfacción que uno siente compensa todo el trabajo y el esfuerzo que supone el ciclo", comenta el profesor David Rosado.

Los jóvenes se sienten satisfechos. "Elegí el ciclo porque ofrece muchas salidas. Un primo mío lo hizo y a las semanas ya estaba trabajando y eso me animó a venir. Al principio pensaba que no iba a gustarme nada, que iba a ser muy aburrido, pero ha terminado por gustarme mucho, aunque es un poco complicado", asegura Cristina Ruiz, de 17 años, quien cursa el primer curso del ciclo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 30 de octubre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50