La Generalitat quiere convertir Cataluña en un motor en biociencias

La Generalitat aspira a convertir Cataluña en uno de los motores de la investigación biomédica a escala mundial. Este es uno de los propósitos de la Biorregión, un proyecto que ha impulsado el Gobierno catalán para consolidar la investigación en biomedicina aunando el sector público y el privado.

Hospitales, universidades, administraciones y sector privado se han implicado en la plataforma. Prueba de ello es que en pocos meses se han presentado o inaugurado un sinfín de nuevos equipamientos relacionados con la investigación. Entre ellos, el Parque de Investigación Biomédica de Barcelona, situado en un edificio de planta circular, al lado del hospital del Mar. Allí se ubican varios centros de investigación que hasta la fecha se encontraban dispersos. Entre ellos, el Centro de Medicina Regenerativa, que dirige el investigador Juan Carlos Izpisúa Belmonte, especializado en células madre, y el Centro de Regulación Genómica, que dirige Miguel Beato.

En la parte alta de la ciudad, frente al Camp Nou, está el parque científico que promueve la Universidad de Barcelona. Allí se ubica el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona, donde trabajan más de 300 investigadores, y numerosas empresas privadas. En los próximos años se ampliarán las instalaciones del parque científico.

En el hospital Clínico de Barcelona se ubica el Instituto de Investigaciones Biomédicas August Pi i Sunyer, que se fundó hace 10 años. Entre sus ámbitos prioritarios figuran las vacunas contra enfermedades como la malaria, el cáncer de cuello de útero y la gripe aviar, y la lucha contra los cánceres de hígado o de sistema nervioso central. En 2009, el hospital Clínico contará con una nueva unidad de investigación que llevará el nombre de su mecenas, Esther Koplowitz.

Destaca la apuesta del hospital de Sant Pau de Barcelona por la lucha contra la leucemia y los cánceres hereditarios. En este hospital, además, se ubica un instituto especializado en enfermedades cardiovasculares.

Por su parte, el hospital Germans Trias i Pujol de Badalona -más conocido como Can Ruti- será la sede del futuro Instituto de Medicina Predictiva y Personalizada del Cáncer, que dirigirá el investigador Manuel Perucho.

El Departamento de Salud tiene previsto elaborar un mapa sobre la investigación en Cataluña. El objetivo es localizar los puntos débiles del sector, promover el uso compartido de instalaciones y evitar duplicidades en el desarrollo de las investigaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 24 de octubre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50