Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Corea del Norte desafía al mundo

Seúl anuncia el fin del diálogo con el Norte

El presidente surcoreano, Roh Moo-hyun, dijo ayer que la prueba atómica de Corea del Norte ha convencido a Seúl de que la crisis nuclear norcoreana no puede ser resuelta sólo con el diálogo y anunció un cambio en su política hacia Pyongyang. En una rueda de prensa celebrada tras su reunión en Seúl con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, Roh indicó que, tras el ensayo nuclear la postura de su Gobierno hacia Pyongyang "puede haber cambiado un poco" y ahora deben ser tomadas "las medidas apropiadas" en alianza con EE UU

El Gobierno surcoreano anunció un plan de emergencia para afrontar el impacto negativo que pueda tener en su economía la prueba nuclear. El plan contempla cinco "dispositivos de choque" que actuarán en otros tantos campos: el mercado financiero internacional, la bolsa local, las exportaciones, las reservas naturales y las necesidades diarias. Los expertos ya han indicado que la prueba nuclear no tendrá efectos de consideración a medio y largo plazo, pero sí a corto.

La bolsa de Seúl mostró al cierre de ayer un fuerte revés y el índice Kospi acabó la jornada con una caída del 2,41%. Las principales asociaciones de empresarios del país temieron que finalmente se produzcan efectos muy negativos en la economía. La Cámara de Comercio e Industria de Corea urgió al Gobierno a actuar con premura para solventar la crisis. Entre los riesgos inmediatos que puede correr Corea del Sur destacan la eventual fuga de algunos capitales hacia mercados más tranquilos y la caída de las garantías para las firmas que tienen sus inversiones en Corea del Norte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 10 de octubre de 2006