La financiación de la Iglesia católica

Un acuerdo con crítica, sorpresa y alabanza

Agencias

El acuerdo sobre financiación alcanzado ayer por la Iglesia católica y el Gobierno, ha provocado distintas reacciones entre los partidos y las confesiones religiosas.

- PP: sorpresa. La secretaria de Política Social del PP, Ana Pastor, mostró su sorpresa por el anuncio del pacto y aseguró que a su partido no le constaba el acuerdo ni conocía el texto. "No sabemos muy bien a qué se está refiriendo el Gobierno, porque no aparece en la reseña del Consejo de Ministros ni estaba previsto ayer", dijo.

- CiU: un acuerdo "bueno". El portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran Lleida, consideró "muy importante" el acuerdo de financiación entre el Gobierno y la Iglesia católica. "Coincide con la posición que quería la Iglesia y es bueno para el marco de relaciones Estado-Iglesia", dijo Según Duran, líder de la socialcristiana Unió Democrática de Cataluña, el acuerdo debe permitir una "autosuficiencia" financiera de la Iglesia. Añadió que el ministro de Economía, Pedro Solbes, le comunicó que cuando se resolviese este aspecto "una parte del 0,7% para fines sociales podría transferirse a las comunidades autónomas".

- IU: "Plagado de hipocresía vaticana". La diputada de Izquierda Unida Isaura Navarro calificó el pacto como "un acuerdo que por sus contenidos concretos parece estar plagado de una hipocresía vaticana que tan bien parecen haber asumido los dos protagonistas del mismo". A su juicio, el acuerdo es "insuficiente y contradictorio, alejado de lo que son las verdaderas demandas a las que debe hacer frente un Estado aconfesional". Añadió que, "pese a que se da un paso en la buena dirección en cuanto a buscar la desvinculación de los Presupuestos Generales de la financiación eclesiástica, el Gobierno dista mucho de acercarse a cumplir ni de lejos su promesa electoral de promover la autofinanciación de la Iglesia católica, por mucho que quiera vender lo contrario".

- Musulmanes: "Discriminatorio". El secretario general de la Comisión Islámica de España, Riay Tatary, tachó "de discriminatorio" para los musulmanes el sistema de financiación de la Iglesia católica. Dijo que el Gobierno debería negociar un régimen de financiación con cada una de las confesiones asentadas en España. "Cualquier forma que pueda evitar el agravio comparativo entre las confesiones minoritarias y la mayoritaria bienvenida sea, en cumplimiento del derecho de igualdad que ampara la Constitución", añadió.

- Protestantes: trato desigual. Para el secretario ejecutivo de la Federación de Entidades Religiosas Evangélicas de España (FEREDE), Mariano Blázquez, la financiación a la Iglesia católica "es un privilegio exclusivo de la Iglesia católica que consagra una desigualdad y una discriminación que no está dentro del marco de la Constitución".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 22 de septiembre de 2006.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50